Banner

Por Marco Antonio Flota


Lo logró Enrique Peña Nieto

Suponemos que, como todo niño mexicano, a los 10 años, su sueño era ir a Disneylandia para tomarse una foto con el Ratón Miguelito y quizá no se le cumplió. Pero ya de grande su ilusión era tomarse la foto con Fidel Castro y ya lo logró. Aunque, dijo, lo notó lúcido, pero cansado.
Y cómo no iba a estar cansado el primer publicista de los pants Adidas si antes de Peña Nieto se había tomado más fotos que Cepillín en sus buenos tiempos. Ya había recibido Fidel al boliviano Evo Morales, a los Presidentes Correa y Ortega, de Ecuador y Nicaragua, a las Presidentas Fernández y Roussef, de Argentina y Brasil. Bueno, platicó el señor Castro, antes de Peña, hasta con Keny Davis, premier de Santa Lucía, una islita apenas el doble de grande que Atlacomulco y con un presupuesto menor al de Toluca.
¿De qué habrán hablado Fidel Castro y Enrique Peña Nieto durante la hora que duró su reunión? No se dieron detalles, pero podemos imaginarnos algunos pasajes del diálogo:
-Yo viví una temporada en su país y lo conozco bien. ¿De de qué región de México es usted, joven Peña?- preguntaría Castro.
-Del Estado de México, don Fidel.
-Ah, como el Presidente López.
-Eh.López Obrador se hace llamar Presidente Legítimo, pero es de Tabasco.
-¿López Obrador?...No lo conozco, yo le decía el Presidente López Mateos, ¿qué noticias me tiene de él?
-¡Ah!: mi paisano don Adolfo López Mateos ya falleció..¿Lo conoció usted, don Fidel?
-Personalmente no, pero él le ordenó a don Fernando Gutiérrez Barrios que me detuviera y me mantuviera encerrado.
-Yo creo que fue decisión personal de Gutiérrez Barrios, era un policía político represor.
-Perdóneme, Presidente Peña, pero don Fernando es uno de los próceres de la Revolución Cubana. Me encarceló para que no me mataran los esbirros de la CIA que fueron por mí a México
-Ah, claro..Don Fernando era más sagaz que la CIA.
-Y después, el señor Gutiérrez Barrios nos dio los recursos para comprar el Granma y salir de Tuxpan hacia Cuba, donde logramos el triunfo de la Revolución, gracias a la Maestra. Sí sabe usted cuánto nos ayudó la Maestra, ¿verdad?
-Eh, no lo sabía, pero llegando a México la saco de la cárcel si usted lo ordena, don Fidel.
-¿Cómo va usted a sacar de la cárcel a la una Sierra, joven Peña?
-¡Ah, perdón, se refiere usted a la Sierra Maestra!...
-Claro, gracias a sus cuevas y recovecos, pudimos vencer a Batista yo, Raúl, el Che y Cienfuegos. ¿ha oído hablar de Cienfuegos?
-Claro que sí, lo nombré mi secretario de la Defensa..
-¿A Camilo Cienfuegos, quien murió en un accidente aéreo, recién triunfó la Revolución?
-Ah, no, es otro Cienfuegos.Fue un honor conocer a una figura histórica, señor Castro.Vaya con Dios.
-Vaya con Marx, joven Peña.Y le encargo que le dé un abrazo a mi tocayo Fidel.
-¿Fidel?....Fíjese que le he retrasado su nombramiento de embajador en Grecia, pero mañana mismo lo propongo para embajador en Cuba.
-¿A don Fidel Velázquez?
-Ah, no, yo pensaba otro Fidel. Don Fidel Velázquez ya falleció.
-¡Qué joven se muere la gente en México.!- concluyó el eterno Fidel.
--------------------0-----------------------
¡RRIINNGG!
-Bueno, el PAN.
-¿Es cierto que el senador Preciado fue Tierra Caliente?
-Sí.y dice Javier Lozano que lástima que no lo dejaron frío, frio.
--------------------0-----------------------------
EPIGRILLO
A ver si resulta real: del secuestro ataca males el señor Renato Sales ¿Cayó a malosos la sal?