Banner

Por Profesor Humberto Gutiérrez


La Asociación de Periodistas del Valle
del Yaqui cuenta con los servicios gratuitos de
dos abogados

Solicitaron ser admitidos dentro del gremio de la Asociación de Periodistas del Valle del Yaqui, dos respetables abogados con la finalidad de otorgar sus servicios profesionales a los miembros de ese gremio periodístico. Dichos letrados son los licenciados Atalo de la Vega y Agustín Loustanau. Se encargó de tomarles la protesta de rigor, Alejandro Robles Ruiz, en su calidad de presidente de ese activo organismo. Desde ese momento ellos quedan incorporados al gremio cuya sede se encuentra en el bulevar "Bartolomé Delgado de León", al Norte.
Estos ilustres abogados al hacer uso de la palabra, manifestaron su voluntad de servir a los hombres y mujeres que se dedican al medio informativo, ya sea a través de la pluma o de la cámara fotográfica. Prestar ayuda en forma gratuita en caso de algún problema legal, ya sea en el orden penal o en el ámbito civil.
La cigüeña trajo puntual y cumplidamente en el mes de enero, de diferentes años, a las personas que enseguida menciono con sus nombres y apellidos: Isaías Corona Guerrero, licenciado Alfredo López Padilla, César Reynoso Contreras, Moisés Nava Urquizo, José Gaspar Jara Valenzuela, Humberto Ramírez Morales, Mauro Mendoza Mendoza y algunos otros que de momento escapan de mi flaca memoria... Ah, ya me acordé: Candelario Coronel Ramírez e Ignacio Figueroa Razcón... Felicidades a tan distinguidos cumpleañeros.
En cuanto a Isaías Corona Guerrero, a este amable señor le organizaron un convivio de tres pisos por parte de su esposa Ana Laura Tenorio Jiménez y sus hijas Ana Celia y Mariana, en compañía de su yerno Luis Alonso Leyva Soto. El rebumbio fue en las instalaciones del Reservado de la Casa Club del ITSON, por la calle Kino al Norte, con música en vivo y deliciosa cena acompañada de finas bebidas. El ave de las gratas sorpresas lo trajo a un hogar del Distrito Federal, hace sesenta y cuatro años. Actualmente es jubilado como empleado del IMSS.
Aquí en Esperanza, tenemos que de nuevo en la familia Ochoa Arnold, hay crespones de luto ante el sensible fallecimiento de Antonio Ochoa Arnold. Un esperanceño muy conocido, muy atento y respetuoso con todo mundo. Enviamos nuestras condolencias a su hermano el profesor Regino y demás familiares del caballero fallecido. Descanse en paz.
El saludo afectuoso de esta semana lo tuve con Modesto Sauceda, ex líder ganadero local y con Rafael Navarro, agente de ventas de aparatos de comunicación. Se les aprecia muy sanos y con la broma a flor de labio. Son asiduos cafetómanos de un restaurante que se localiza al Norte de la Ciudad. A eso de las ocho de la mañana, ya llevan tres tazas del aromático líquido, cada uno de ellos. Extrañan la presencia de Javier Lauro Rodríguez.
En el santoral aparecen consignados los nombres de San Juan Bosco, Ciro y Tarcisio, para el viernes treinta y uno de enero, mientras que para el sábado primero de febrero aparecen Viridiana, Severo y la beata Eustoquia. Si conoce a alguno de ellos, felicítelo.
Permanece en vías de franca recuperación el niño Beni Alonso Vizcaíno, el cual fue sometido a delicada intervención quirúrgica. Lo atienden sus papis Beni Alonso Vizcaíno y Magdalena de Vizcaíno. Ese niño de siete años de edad, es nieto de Benito Vizcaíno Valenzuela y María de los Ángeles Agüero.
Le comentó un profesor a su colega, he seleccionado a mis alumnos en cuatro categorías: Los sobresalientes, los excelentes, los malos y Venancio.
El doctor Sigifredo Romero, de la Clínica "Adolfo López Mateos" del ISSSTESON, demostró mucha eficiencia y amplio conocimiento de la medicina, en los momentos en que me atendió de un problema estomacal. Gracias, señor doctor.
Cada mes de enero se recuerda a Fernando Campos Luque y a Miguel Mexía Alvarado, dado que ellos dejaron de existir en un mes de esa nomenclatura del calendario. Descansen en paz.
Hemos observado mortificado al doctor y general en Retiro, Antonio Romero Maciel, a consecuencia del accidente que sufrió su hijo Alejandro Romero Sibaja, mismo que radica en Monterrey y que al estallarle un cohete en la cara, le lesionó uno de sus ojos. Esperamos pronta recuperación del joven Alejandro. Aquí en Esperanza es muy apreciado Romero Maciel, dado que formó parte del inolvidable 18 Regimiento de Caballería.
Se nos adelantaron dos maestros del equipo de la vieja guardia magisterial, ellos son: Norberto Chávez Palomera y Crescencio Reyes Cervantes, ambos, del mismo problema de salud, por efectos de deficiencia cardiovascular. Descansen en paz.
Lo que anda de moda: Usar gel antibacterial para untarlo en las manos, con la finalidad de prevenirse con respecto al virus del A H1N1... No se me olvida la teoría de que se baja el cero y no toca.