Banner

NOTIMEX
MOSCÚ.- Dmytro Bulatov, un activista contra el Gobierno de Ucrania que desapareció hace una semana, apareció en la televisión, con el rostro parcialmente desfigurado, acusando a sus secuestradores de haberlo “crucificado”.
Bulatov, de 35 años, quien fue uno de los líderes de las protestas motorizadas contra el Gobierno llamadas “Automaidan”, fue llevado a un hospital después de que apareció en el canal de televisión.
“Ellos me crucificaron. Ellos perforaron mis manos”, señaló el activista este viernes, tras añadir que sufrió severos cortes en su cara, “pero estoy vivo, gracias a Dios”.
Bulatov apareció en el pueblo de Vishenski, en los alrededores de Kiev, con señales evidentes de que ha sido brutalmente torturado con severos cortes en una oreja, y todo el cuerpo acuchillado, incluso tiene signos de que intentaron crucificarle.
El portavoz del alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Rupert Colville, pidió una investigación sobre las denuncias de tortura en Ucrania.
Bulatov fue reportado como desaparecido el 23 de enero pasado, luego que estuvo involucrado en caravanas de automóviles que protestaban frente a las casas de los dirigentes ucranianos.
En lo que fue la mayor protesta, unos dos mil conductores llevaron sus automóviles a la casa de campo del Presidente Viktor Yanukovich en Mezhyhirya, fuera de la capital Kiev, el 29 de diciembre.
La policía de tráfico han comenzado a tratar de identificar a los participantes en las protestas y los grupos de opositores al Gobierno denunciaron que alrededor de 20 personas han sido detenidas para ser interrogadas.
La reaparición de Bulatov se produjo dos días después de que el primer ministro, Mykola Azarov, ofreció su renuncia en un intento por aliviar la crisis que inició hace de dos meses.
El ejército de Ucrania llamó, por su parte, al asediado Presidente Viktor Yanukovich a tomar “medidas urgentes” para aliviar la crisis política en la antigua república de la desaparecida Unión Soviética.