EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, aseguró que la Reforma Energética no se hizo a espaldas de la ciudadanía, porque la propuesta fue discutida con amplia anticipación por los partidos políticos y también se hicieron foros en donde participaron representantes de la sociedad civil, académicos, investigadores y en general, legitimada por los legisladores que ganaron las elecciones del 2012.
La Reforma Energética fue aprobada por una mayoría constitucional, una mayoría de las fuerzas políticas y por tanto amparada por el respaldo ciudadano, dijo.
El secretario de Energía señaló en rueda de prensa al término de su junta con senadores del PRI y del PVEM reunidos en su IV junta plenaria en la víspera del inicio de su período de sesiones, manifestó que en las reuniones y discusiones participaron gente del PRD, del PAN y todos ellos tuvieron conocimiento de la misma.
En compañía del director de Petróleos Mexicanos (PEMEX), Emilio Lozoya Austin, el secretario de Energía se refirió a que estas reformas permitirán a futuro disminuir el precio de la energía eléctrica, de los fertilizantes para apoyar al campo y de los combustibles.
Recordó el compromiso del Presidente Enrique Peña Nieto de transformar estos temas ante el compromiso social que tiene.
Dijo que el objetivo es que empresas y familias mexicanas paguen menos por el servicio de energía eléctrica y el combustible y se reiteró que esos resultados podrán verse en el 2015.
Sobre el tema de la consulta ciudadana sobre la Reforma Energética, dijo que “hay que esperar los resultados de su ley reglamentaria para poder determinar qué tipo de consulta puede realizarse en nuestro País y si se interpretará lo que está ahí establecido o si no es un referéndum revocatorio de ley.
Por su parte, el director de PEMEX, Emilio Lozoya Austin, señaló que han pagado las indemnizaciones a personal fallecido durante el accidente ocurrido hace un año en la torre B-2 de esa paraestatal con excepción de un caso que está en proceso judicial.
También justificó la adquisición de una planta de fertilizantes en Pajaritos, sitio que es estratégico para PEMEX y cuya intención es producir fertilizantes a bajos precios en apoyo a productos del campo mexicano.