Por Evlyn Cervantes
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Las ciudades que enfrentan mayor riesgo de inundaciones en el País fueron construidas sobre humedales.
Villahermosa, Tampico, Pánuco, Ciudad Madero y Acapulco son los ejemplos más evidentes, indicó Felipe Arreguín, subdirector técnico de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).
A partir de los mapas digitales elaborados para el Inventario Nacional de Humedales, señaló, se trabaja ahora en su delimitación para garantizar que exista una distancia mínima entre esos ecosistemas y los asentamientos humanos, y reducir así el riesgo de inundaciones.
“En Veracruz, por ejemplo, las colonias siguen sobre los humedales. Cada uno va a tener su propio tratamiento. Ahora tenemos ya los planos y hay que ir al campo para delimitarlos y ver cuáles son sus características. Eso es lo que sigue este año”, comentó en entrevista.
La delimitación y la adopción de medidas para que se respeten los márgenes de los humedales y de otros cuerpos de agua, enfatizó, requiere de la colaboración de los gobiernos locales, dado que son ellos quienes autorizan los cambios de uso de suelo.
Arreguín explicó que los humedales son un elemento esencial en el ciclo hidrológico, ya que funcionan como fuentes para abastecer a poblaciones, como sucede en los casos de los lagos de Chapala y Pátzcuaro, y contribuyen a la recarga de acuíferos, la regulación de caudales en los ríos y el control de inundaciones.
El respeto de los márgenes de los humedales y otros cuerpos de agua, insistió, es una pieza clave para prevenir los desastres ocasionados por inundaciones.
“Cada rato estamos hablando de que Tabasco que se inunda. Bueno, la última presa que descarga allá para Villahermosa, su vertedero está diseñado para descargar 16 mil metros cúbicos por segundo. ¿Cuánto aguanta el río por las invasiones?. Mil 400 metros cúbicos. Tenemos que estar manejando allí con mucho cuidado (los desfogues), para no sacarle a la presa lo que hay que sacarle”, apuntó.
El funcionario recordó que se prevé decretar 19 reservas de agua durante esta administración como parte de la estrategia para garantizar la supervivencia de los humedales.