Por Lydiette Carrión
EL UNIVERSAL
TIERRA CALIENTE.- Armas, camionetas, gasolina, ayuda económica para la tropa, alimento, médicos, apoyo para las familias de los caídos. No se sabe exactamente cuAntos miembros hay en las autodefensas, pero el costo es, a simple vista, elevado.
Ellos aseguran que se mantienen con donativos que llegan desde Estados Unidos y Michoacán. El armamento, dicen, ha sido arrebatado a “Los Templarios”.
Un sargento retirado muestra su arma corta y desgastada por haber permanecido mucho tiempo bajo tierra. “Es armamento enterrado”, dice con una sonrisa. Una pieza de museo en excelente estado.
Un muchacho criado en Oregon, Estados Unidos, ha recibido entrenamiento privado como francotirador. Muestra su rifle, dice que vale como 60 mil pesos más los 8 mil de la mirilla de alto alcance. Los líderes, llevan “cuernos de chivo” y pistolas con cachas plateadas y acabados elaborados, cuentan que el más caro vale 80 mil pesos.
Hay también unas cinco camionetas y camiones de redilas blindadas de forma artesanal con placas de acero.
Algunos cuestionan que este armamento sea sólo financiado por donativos y se ha acusado que hay un grupo criminal de Guadalajara que las financia.
Se señala a una persona en particular: Simón “El Americano”, líder de las autodefensas de Buenavista. A él, otros grupos lo han acusado de pertenecer al Cartel Jalisco Nueva Generación.
“Hay mucha gente que tiene dinero, pero le da miedo estar aquí y nos apoya de este modo (con envíos de dinero). Hay gente en Estados Unidos que nos apoya con 500, con mil dólares al mes. Y nos lo mandan por envíos”, asegura Simón “El Americano”.
Estos grupos se mueven en camionetas con placas de Michoacán, pero también Texas y Washington y otros estados de México.