Además llaman a concluir la pavimentación de un tramo abandonado

Por Álvaro Nieblas
EL INFORMADOR DEL MAYO
ETCHOJOA.- Familias de Basconcobe viven temerosas a los riesgos de salud a las que se exponen cada día, ante la aproximación de tierras que son sembradas con cultivos (legumbre) que constantemente reciben todo tipo de agroquímicos cuya pestilencia de diferentes insumos impregna mayormente las áreas cercanas.
Un grupo de familias y padres de familia que llevan a sus hijos al Jardín de Niños Francisco I. Madero, al cual sólo los divide la calle Emiliano Zapata y una franja de casas, manifestaron su rechazo hacia ese trabajo que se viene haciendo constantemente en esas áreas de cultivo donde no se ve la vigilancia de autoridades sanitarias.
Indicaron que por muchos años han soportado vivir en esas condiciones, sabedores que la legumbre genera mano de obra para trabajadores del campo, pero también saben del daño que los productos químicos aplicados a las siembras pueden provocar a la salud de las personas, de ahí la necesidad que se tomen cartas en ese asunto donde hoy se pueden apreciar las cosechas que se realizan en ese lugar, donde está establecida la calabaza y chile.
Hicieron un llamado a las autoridades de salud, para que realicen un monitoreo de las condiciones prevalecientes en ese entorno, ya que la salud es primero, y ante ello, se deben adoptar las medidas preventivas que el caso amerite, porque hay muchas familias cercanas y la iglesia a la que acuden todos los días.
Es preciso erradicar todo foco de infección, la salud y la vida no tienen precio, en ese caso sabemos que los insumos al campo son riesgosos a la salud, y aquí ya hemos soportado bastantes años ese contaminante que se genera al aire que cada día respiramos, afirmaron familias de la parte Norte de Basconcobe.
Tras ventilar ese problema, dijeron sentirse abandonados de las autoridades que en ese caso deben actuar, así como de los que a nivel municipal deben procurar la pronta terminación del tramo de pavimentación que se realiza por la calle Lázaro Cárdenas, entre las calles Abasolo y Francisco Villa, donde prevalece “no al paso” vehicular después de varios meses.
Indicaron que ese paso es indispensable para personal docente y alumnos que asisten al CBTA 97, y de las mismas familias a las que han cerrado el paso, por lo que piden la pronta terminación de esa obra que lleva bastante retraso.
Las familias de Basconcobe dijeron sentirse afectados por una serie de situaciones adversas, y en ello, la falta de atención también a los carros abandonados sobre las vías de mayor tráfico, como es la 5 de Febrero donde hay camiones de carga, torton, cajas remolque de trailer, y tractores que deben ser reubicados a donde no causen un riesgo a los automovilistas.