Banner

Por Saúl Santana Bracamontes
LA VOZ DEL PUERTO
EMPALME.- Una serie de estrategias que vengan a reducir a cero el problema del abandono escolar, puso en marcha el Colegio de Bachilleres del Estado de Sonora (COBACH), plantel Empalme.
Carlos Armando Cortés Ramírez, director de la institución, dijo que una de las metas que se han trazado es reducir a cero la deserción escolar en el plantel, y para ello han diseñado un programa mediante el que confían alcanzar ese objetivo.
Comentó que en el semestre pasado se registraron seis bajas de alumnos, cuyas plazas ya fueron ocupados por otros jóvenes que estaban en lista de espera, y que en tanto les llegaba la oportunidad ingresaron a otro sistema escolarizado del nivel medio superior.
Posiblemente muchos piensen que esto es una utopía, abundó, pero se puede lograr mediante la ayuda de los padres de familia, docentes, directivos, personal de servicio y administrativos del plantel, dando un trato más humano y sensible a los alumnos.
Dijo que las deserciones del semestre pasado todas se dieron por reprobación, y definitivamente los jóvenes optaron por mejor abandonar sus estudios, al menos en esta institución.
Cortés Ramírez expuso que para reducir el índice de reprobación se puso en marcha un programa personalizado de asesorías y seguimiento académico, apoyados por el personal docente.
Para ello se está haciendo uso de la sala de juntas, que la mayor parte del día permanece vacía, añadió, por lo que se acondicionó como un espacio para brindar dichas asesorías a los alumnos que tienen problemas con materias.
Esta estrategia se suma a otras que ya están en marcha, como la de desayunos calientes, entrega de becas, uniformes escolares y deportivos gratuitos, entre otras, puntualizó.