Por Alberto Morales
EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- La senadora Iris Vianey Mendoza (PRD) apareció en una fotografía con la cantante grupera Melissa Plancarte, hija de uno de los presuntos líderes del cártel de “Los Caballeros Templarios”, pero la servidora pública rechaza cualquier nexo con la artista.
Es la misma legisladora que en octubre de 2013 contactó a un grupo de michoacanos que acudieron al Senado, a quienes la senadora Luisa María Calderón (PAN) señaló como presuntos “templarios”.
Ante la difusión de la imagen en redes sociales -donde ambas aparecen con vestidos color amarillo, junto a la síndico del Municipio de Apatzingán, Lilia Ceja-, la senadora negó tener algún vínculo con la cantante, señalada como hija del narcotraficante Enrique “Kike” Plancarte, y aseguró que la fotografía no fue captada en una “narcofiesta”.
Explicó que la imagen es de 2011 y fue tomada durante el cumpleaños de un estilista, “amigo personal”.
En un comunicado, la senadora del PRD dijo que fue una “fiesta social pública”, muy conocida en Apatzingán, a la que fue invitada, “como cada año”, cuyo protocolo consiste en vestir con un determinado color. En esa ocasión tocó el amarillo.
Aseguró que el festejo es para celebrar el cumpleaños de un estilista, “quien es mi amigo personal y a dicha celebración asisto año con año en compañía de mi familia, como cientos de hombres y mujeres de diferentes sectores sociales y partidos políticos”, afirmó.
Sobre la imagen, puntualizó: “Es absolutamente falso que la fotografía que hoy circula en redes y que han retomado algunos medios sea de una narcofiesta. Es falso que yo pertenezca a un club social o grupo altruista”.
Afirmó que la imagen es utilizada como parte de una “campaña calumniosa” en su contra, patrocinada por actores políticos de Michoacán, que pone en riesgo no sólo su integridad y la de su familia, sino también su vida.
“Niego por tanto cualquier vínculo que hoy de forma calumniosa pretendan sembrar entre la sociedad y la opinión pública con cualquier grupo criminal, trátese de quien se trate. Puedo dar testimonio público de todas mis actividades y hechos políticos en los que he participado, sin vergüenza personal, sin deshonor, sin temor alguno”, afirmó.