El equipo de la Universidad obtuvo su primera victoria en casa al vencer 3-0 a Xolos de Tijuana


Por Óscar Cáliz
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Le tomó nueve meses gestarse, pero llegó al mundo saludable y feliz.
Ayer retornó el triunfo para Pumas en el Estadio Olímpico Universitario, que se quitó al fin una losa que cargaba desde el 28 de abril de 2013, cuando consiguió su última victoria en casa en la Liga.
El 3-0 a Tijuana con golazo de Daniel Ludueña y dianas de Darío Verón y David Cabrera, no sólo sirvió para ofrecer al fin una actuación redonda en la era de José Luis Trejo, sino que además permitió al cuadro auriazul treparse al cuarto sitio de la clasificación.
La de ayer, sin duda, es la mejor actuación del equipo desde la llegada de su actual timonel.
Los auriazules recuperaron la garra, presionaron al rival en la salida, corrieron, pelearon cada pelota como si fuera la última y, sobre todo, generaron infinidad de oportunidades a la ofensiva.
Daniel Ludueña abrió el marcador con un golazo desde fuera del área, al 15'.
Martín Bravo estuvo a punto de marcar el segundo tanto, pero su disparo se estrelló en el poste, al 22'.
Cuando mejor jugaban los Pumas, Darío Verón se sumó al ataque en un tiro de esquina para cabecear y poner el 2-0, al 34'.
Al 38', Dante López quedó a centímetros de anotar otro tanto para los universitarios con un disparo que pasó muy cerca del poste.
En el complemento, Tijuana mejoró y tuvo algunas chances, pero una buena actuación del portero Alejandro Palacios, algunas intervenciones de sus defensas y hasta un poco de suerte, le permitió a los auriazules mantener intacta su meta.
David Cabrera anotó el 3-0 definitivo, al 85', con una vistosa "palomita".
A pesar de no anotar, "La Rata" fue uno de los mejores jugadores en este encuentro. Desde la banda izquierda, el argentino fue una auténtica pesadilla para los defensas de Tijuana.
La victoria que tardó nueve meses en llegar fue recibida con alegría por todos sus "padres": goyas en lugar de abucheos y el "Cómo no te voy a querer" como hacía mucho no se escuchaba en CU.