Banner

El doble crimen fue cerca de la Comisaría de Policía


Por Javier Camacho
TRIBUNA
A dos calles de la Comisaría de Policía de Esperanza fueron asesinados la medianoche de ayer un par de personas que estaban en un expendio de cerveza, de donde el sicario huyó, al parecer a fuerza de carrera, sin que hasta el momento haya sido atrapado.

Una de las víctimas es Santiago García Reyna, de 38 años de edad, quien vivía por la Juárez 312, entre Sinaloa y California, mientras que el otro fue identificado como Julio Cortés Silva, de 38 años de edad, domiciliado por la calle Heroico Colegio Militar, número 32, entre Obregón y Hermanos Talamante.

El cadáver de Santiago, quedó en la parte posterior de la barra del mencionado expendio de cerveza ubicado por la calle Niños Héroes y Zaragoza, mientras que al otro lo encontraron en el interior del baño del mismo local.

Agentes policíacos informaron que el crimen se registró alrededor de las 00:00 horas, cuando ambas personas se encontraban en el centro comercial, del cual García Reyna era el encargado.

Hasta ese lugar llegó un sujeto armado con una pistola escuadra, calibre 9 milímetros y disparó contra ambos, para después huir con rumbo desconocido.

De lo anterior no se percataron los agentes municipales que estaban en la Comisaría de Policía, que se localiza a escasos 300 metros del lugar; se enteraron hasta que los vecinos reportaron el doble asesinato.

En el lugar, peritos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) recogieron varios casquillos percutidos.

Dio fe del cadáver, personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que los cuerpos fueran trasladados al Anfiteatro para los trámites correspondientes.