Banner

Se desconocen los motivos del asesinato: el sicario huyó

Por Javier Camacho

TRIBUNA

Cuando estaba a bordo de un vehículo estacionado en el exterior del gimnasio de la calle Tácale y Náinari, en la colonia Morelos, fue asesinado a balazos Raúl Gutiérrez Orduño, de 43 años de edad, cuyo pistolero huyó con rumbo desconocido.

En el lugar, agentes policíacos dieron a conocer que la víctima tenía su domicilio por la calle California y Pótam, en la colonia Villa California.

El cuerpo de Raúl Gutiérrez quedó en el interior de un automóvil Nissan, tipo Altima, de modelo reciente y color guinda, que estaba hacia la calle Tácale.

Se dijo que el sicario le disparó repetidas ocasiones y a través del cristal del conductor, para lo cual utilizó un arma calibre 45, cuyos casquillos quedaron esparcidos cerca de la unidad motriz.

El crimen se registró poco antes de las 09:00 horas cuando la víctima al parecer llegaba al lugar llamado “Goal”, pero no alcanzó a descender del vehículo ya que el homicida se le acercó sigilosamente por el lado izquierdo y lo ejecutó.

La Policía desconoce si Gutiérrez Orduño cruzó palabras con su victimario, quien después del delito corrió hacia la calle Náinari, donde al parecer abordó un vehículo para huir del lugar.

En pocos minutos el lugar estaba “invadido” de agentes policíacos de los tres niveles de Gobierno.

Peritos de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) recogieron del lugar varios casquillos percutidos calibre 45.

Dio fe del cadáver, personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que el cuerpo fuera trasladado al Anfiteatro para los trámites correspondientes.