Presenta Josafat traumatismo craneoencefálico, lesiones en tórax y hasta una mordida

Por Daniela Martínez Vázquez

LA VOZ DEL PUERTO

GUAYMAS.- Con un severo cuadro de desnutrición y contusiones en todo el cuerpo, ingresó ayer al Hospital General de Guaymas (HGG) un menor de casi dos años que era golpeado por su padrastro.

El niño de nombre Josafat presenta traumatismo craneoencefálico y abdominal, lesiones en el tórax, inflamación de genitales y hasta una mordida en la pierna derecha, que le propinó su padrastro Juan José Verduzco Rodríguez, de 31 años de edad, en una comunidad del Valle de Guaymas.

La madre del menor, Susana Heredia Molina, de 21 años, originaria de Yavaros, Sonora, relató a los encargados de la Unidad contra la Violencia Intrafamiliar y a elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI), que el niño se encontraba jugando en una barda y, en un descuido, éste cayó, por lo que llamó a una ambulancia que lo trasladó al Centro de Salud Urbano de Empalme para que lo valoraran médicamente.

Del hospital, el menor de un año once meses, acompañado por su madre fue trasladado de urgencia e ingresando a las 12:55 horas en el HGG, donde le tomaron radiografías de cráneo, tórax y abdomen.

El director del nosocomio, Cristian Bernal Guardado, reveló que el menor presenta una grave fractura en el cráneo por lo que fue trasladado de urgencia al Hospital Infantil del Estado de Sonora (HIES), acompañado de un primo de la madre, de nombre Rosario Medina Álvarez, quien llegó solo al nosocomio.

Durante las preguntas de rigor que los elementos policíacos hicieron a la madre del menor, se contradijo en repetidas ocasiones y en un momento señaló que Verduzco Rodríguez había golpeado al niño hacía cuatro días, pero al seguirla cuestionando seguía contradiciéndose.

Se le preguntó en repetidas ocasiones si el padrastro Juan José Verduzco Rodríguez era quien golpeaba a Josafat, pero ella seguía negándolo; elementos de la PEI, buscando que la mujer dijera la verdad, le hacían señalamientos directos provocando que ésta cediera y, relatara cómo ocurrieron los hechos, admitiendo que su pareja sentimental era quien golpeaba al niño.

Después de esto Susana Heredia Molina fue detenida en el mismo Hospital General de Guaymas y posteriormente hicieron lo mismo con Juan José Verduzco a raíz de las declaraciones de la mujer, quedando ambos a disposición del Ministerio Público del Fuero Común.