Por Antonio Aragón Valenzuela
TRIBUNA
Tres tipos de aspecto joven atracaron, la madrugada de ayer, una tienda de autoservicios ubicada en el cruce de las calles Cajeme y Quintana Roo, de donde tras someter al encargado, obtuvieron un botín de más de diez mil pesos, entre efectivo y mercancía.
El encargado del negocio, Alberto Carrasco, dijo a los agentes preventivos que el atraco fue cometido alrededor de las 2:30 de la mañana de ayer, cuando llegaron dos tipos a realizar algunas compras, cuando de imprevisto uno de ellos sacó de entre sus ropas un arma de fuego tipo escuadra con la cual lo sometió.
En tanto su cómplice se dirigió a la caja registradora, de donde sustrajo la suma de 300 pesos en efectivo.
A los pocos minutos arribó al negocio un tercer tipo, el cual llevaba entre sus manos una bolsa, en la cual empezó a echar algunas botellas de vino con un valor de cinco mil pesos.
Además se apoderó de varias tarjetas telefónicas, con un valor de 400 pesos y siete teléfonos celulares, que se encontraban en el aparador y que tienen un costo de 4,500 pesos.
Una vez con el botín en su poder los tres delincuentes emprendieron la huida a fuerza de carrera, tomando la Quintana Roo al Norte.
De inmediato, autoridades policíacas instrumentaron un operativo por dicho sector en busca de los presuntos asaltantes, pero sin resultados positivos.