Por Marco Antonio Flota


¿Adiós, Paco Rejas?

Con los políticos de esa estirpe nunca se sabe.
¿Cuántas veces parecía que se iba, pero siempre regresaba, don Pedro Ojeda Paullada? Tras presidir el PRI durante la campaña de De la Madrid, aunque llevó el mando el ahora ex priísta Manuel Bartlett, se esperaba que don Miguel le diera alguna secretaría importante, pero le ofreció la de Pesca y POP la aceptó. Se dijo que había pescado el delfín: el puesto del fin de su carrera política, pero cumplió esa tarea y después fue al Congreso.
¿Se acuerda de Hugo Cervantes del Río? Fue secretario de la Presidencia con Echeverría y se le mencionaba como aspirante a los Pinos, pero cuando don Luis destapó a López Portillo le ofreció el liderazgo del PRI... ¡en el DF y lo aceptó! Comentó Héctor Lechuga en la tele que si lo hacían policía de crucero también le entraba.
Jorge De la Vega Domínguez arrancó en la CONASUPO, se fue al gobierno de Chiapas, cuando los gobernadores chiapanecos eran políticos no hijos -Sabines- o nietos de ex gobernador -el joven Velasco-. Se lo trajo López Portillo a la Secretaría de Comercio. Fue presidente del PRI para la campaña de Salinas, que dirigió Manuel Camacho, pero a él sí le dio Salinas un puesto importante: la Secretaría de Agricultura... por un año, antes de que llegara el Profe Hank. Y De la Vega aceptó una chambita de reforestación: se pasó el sexenio cantando "Dos arbolitos".
¿Cuántas veces ha sido- y volverá a ser- diputado Augusto Gómez Villanueva? Por cierto le deben un homenaje los indígenas que surten el guardarropas de doña Beatriz Paredes, por ser el descubridor de nuestra embajadora en Brasil? (Es falso que doña Betty le esté dando la segunda vuelta al vestuario de la compañera María Esther o que use roperazos de la señora Menchú).
Nos preguntamos en qué chamba reaparecerá Sergio García Ramírez, fue secretario del Trabajo, unos meses cuando Javier García Paniagua le renunció a López Portillo; Procurador con Miguel De la Madrid, juez de la Corte Interamericana de los Derechos Humanos. Aunque, con ese palmarés, la gente solo se acuerda de él porque Alfredo Del Mazo II, interceptado por los periodistas, declaró que iba a felicitarlo por su destape a la Presidencia: un hijo de Miguel De la Madrid le sopló que el bueno era "SG", del Mazito entendió: "Sergio García", pero el mensaje era: "Salinas de Gortari".
Con tales antecedentes, nos resistimos a aceptar que Francisco Rojas Gutiérrez, recién renunciado a la Comisión Federal de Electricidad, se resista a quedarse sin chamba.
Paco Rejas le llamaron cuando ingresó a las ligas mayores de la política, porque su cuate Miguel De la Madrid creó para él la Secretaría de la Contraloría, destinada a aplicar la renovación moral, proclamada en la campaña. Pero no a capturó ningún pez gordo: la inquina de MMH contra Jorge Díaz Serrano, su más fuerte rival por la Presidencia, se encaminó por la PGR de García Ramírez.
En 1987, casi al fin de su sexenio, lo mandó De la Madrid a Pemex, cuando se le insubordinaron la Quina y su gente y en un saludo de Año Nuevo le gritaron: "Si se hunde Pemex, se hunde México y se hunde usted". Pero llegó Salinas ratificó a Paco Rojas y no se hundió Pemex ni se hundió México: la Quina y socios sí se hundieron -refundieron- en el bote.
Ido Salinas, tuvo Rojas regresos intermitentes: fue electo diputado en 2003 y en 2009, y en esta segunda ocasión sus compañeros priístas lo eligieron para que fuera su coordinador, coordinado por la diputada y lideresa del PRI, doña Beatriz Paredes.
Así que su renuncia a la CFE no necesariamente significa su muerte política. ¿Le gusta para cónsul en Río de Janeiro?


¡RRIINNGG!
-Bueno, el PAN...
-¿Qué sanción le van a poner al senador Preciado por su escandalito?
-Que organice la comida de cumpleaños de Ernesto Cordero...

EPIGRILLO
En el Circuito Interior
volcó un tráiler de cerveza,
la regó y parecía esa
la fiesta de un senador