Por Vania Guerrero
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- El Gobierno Federal debería analizar la experiencia internacional sobre el apagón analógico, pues diversos países que ya lo hicieron otorgaron decodificadores para evitar retrasos y fallas, aseguran expertos.
La Secretaría de Comunicaciones y Transportes prepara un programa para realizar la Transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) en el que se incluye la entrega de televisiones, pese a que en el mundo la entrega de decodificadores, que transforman la señal analógica a digital, fue la mejor opción.
“De lo que he visto y registrado en experiencia internacional, no se hablaba de televisiones”, aseguró Gonzalo Rojón, director de análisis de The Competitive Intelligence Unit.
En diversos países de América Latina, así como en Reino Unido, España, Estados Unidos y Francia, se han entregado decodificadores, similares a los que se usaron en Tijuana durante la primera etapa de la TDT.
Por costo, la entrega de estos aparatos es más viable, según Gabriel Sosa Plata, experto en radiodifusión.
El precio de un decodificador oscila entre 650 y mil 200 pesos, mientras que las televisiones de 24 pulgadas que ofrecería el Gobierno a los hogares más pobres, cuestan entre 2 mil 900 y 5 mil 800 pesos.
En México 69% de los hogares tienen televisor análogo, según INEGI.
“El hecho de que el Gobierno regale televisiones en lugar de decodificadores puede llegar a tener un uso político”, advirtió Sosa Plata.