Fue en represalia por el linchamiento de dos trabajadores del volante que habían atropellado a

un niño

EL UNIVERSAL

SAN CRISTÓBAL DE LAS CASAS.- En represalia por el linchamiento de dos taxistas del Municipio de Tenejapa, que arrollaron a un niño, un grupo de tzetales retuvo ayer por la mañana a seis trabajadores del volante del Municipio de San Juan Cancuc, a los que pretendían quemar vivos.

A las 06:00 horas, los cuerpos de los taxistas que fueron quemados en el poblado San José Chacté, del Municipio de San Juan Cancuc, Juan “N” y Diego “N”, fueron levantados por un agente del Ministerio Público y trasladados al forense de San Cristóbal.

Cuando los habitantes del Municipio de Tenejapa se enteraron que dos taxistas fueron quemados la noche del jueves, cerraron la carretera que comunica a San Cristóbal, a la altura de la comunidad Ococh y detuvieron a dos taxis de San Juan Cancuc, donde viajaban seis personas.

Los habitantes de Ococh, del Municipio de Tenejapa, intentaron quemar vivos a las seis personas, en represalia por el linchamiento y quema de los taxistas durante la noche del jueves.

Hasta la mañana de ayer viernes no había podido entrar ninguna corporación al lugar.

El jueves por la tarde, el taxista Juan “N” y su ayudante Diego “N” arrollaron a un niño, que resultó con una lesión en la pierna. Los dos hombres fueron recluidos en la prisión de San José Chacté, pero hacia las 21:00 horas fueron sacados y quemados vivos por los lugareños.