Banner

Por Enrique Lomas
AGENCIA REFORMA
CHIHUAHUA.- El senador Ernesto Cordero señaló al dirigente nacional del PAN, Gustavo Madero, como responsable de los escándalos del coordinador parlamentario de ese partido en el Senado, José Luis Preciado.
En opinión del legislador, el líder albiazul no prestó atención cuando decidió designarlo al frente de la bancada panista.
“El problema de los escándalos del PAN en el Congreso de la Unión es culpa de quien nombra a los coordinadores”, dijo Cordero, en alusión al dirigente nacional panista.
Reforma reveló esta semana que el coordinador panista en el Senado convirtió las oficinas de la Junta de Coordinación Política en un salón de fiestas particulares.
Al ser cuestionado sobre si Preciado debiera o no ser removido del cargo de coordinador, Cordero apuntó las baterías contra Madero.
“A mí lo que me parece es que hay que ver quién es el responsable del nombramiento del señor Preciado, pues no es un hecho aislado (el de las fiestas) en la Cámara”, destacó, en rueda de prensa ofrecida en un hotel de Chihuahua.
Preciado relevó en el cargo a Ernesto Cordero, quien ahora busca contender por la dirigencia nacional del PAN.