Por Enrique Lomas
AGENCIA REFORMA
CUAUHTÉMOC.- Desesperados por no lograr comercializar 220 mil toneladas de manzana, productores de Chihuahua se declararon en quiebra y realizarán acciones de resistencia civil para frenar la importación desleal de fruta de Estados Unidos.
El tiempo corre y en cinco días más comenzarán a pudrirse 80 mil toneladas de manzana excedentes de la mejor cosecha que se haya tenido en 10 años.
“Los manzaneros no pueden más y se declaran en quiebra, por que no podemos comercializar 220 mil de las 440 mil toneladas de manzana que tendríamos que estar colocando este año, por eso emprenderemos a partir de este lunes acciones de resistencia en toda la Entidad”, dijo Martín Solís, líder de El Barzón en la zona Noroeste del Estado.
El líder agrario acusó a la empresa Soriana de acaparar el 30% de la compra de manzana de importación, lo que impide la comercialización del producto local cuyo costo de producción es de 3 pesos por cada kilo.
A partir de este lunes, informó, llevarán toneladas de manzana a las oficinas de la Secretaría de Economía y de la Comisión Federal de Electricidad para protestar por los adeudos de más de 600 millones de pesos de energía eléctrica.
“También nos apostaremos en las afueras de los centros comerciales Soriana para casi regalar nuestro producto, para que sientan lo que los 8 mil productores sienten cuando venden manzana gringa de desecho a precios con los que es imposible competir”, dijo el líder agrario.