Banner

Sage Kotsenburg dominó el 'slopestyle' masculino y se colgó la 1° medalla en Sochi


THE ASSOCIATED PRESS
SOCHI.- La primera medalla de Oro en los Juegos Olímpicos de Invierno correspondió a la delegación de Estados Unidos. Específicamente para el 'rider' Sage Kotsenburg en la modalidad 'slopestyle' del Snowboarding.
Kotsenburg tuvo su mejor actuación en la Carrera 1 de la fase Final con una puntuación de 93.50, la cual lo mantuvo en el liderato desde la conclusión de su rutina inicial hasta el final de la competencia.
Si hay una prueba en estos juegos invernales que se aproxima a los X Games, ese es el slopestyle. Se trata de una modalidad en que los esquiadores combinan una serie de saltos y piruetas desde rampas.
El debut olímpico del slopestyle, sin embargo, sufrió a última hora la baja de Shaun White, la estrella del deporte.
"Second Run Sage", el apodo de Kotsenburg, supó amansar la traicionera pista que a comienzos de semana espantó a su compatriota White y que también provocó que varios rivales pasaran por la enfermería.
Con su melena rubia que se le sale del casco, Kotsenburg derrochó aplomo en la nieve de la cordillera del Cáucaso.
Para dejar huella en el snowboard, los competidores tienen que dar un golpe en la mesa con su sello particular. Kotsenburg lo hizo en la estación invernal de Krasnaya Polyana con un impresionante salto sobre la segunda rampa.
McMorris, mermado por una costilla fractura, no pudo mostrar su mejor nivel. Favorito al oro olímpico hasta que sufrió la lesión en los X Games el mes pasado, McMorris sorteó como pudo las semifinales y su desempeño en la ronda decisiva estuvo lejos de ser espectacular.
Kotsenburg estrenó el "Holy Crail", una maniobra en la que rotó cuatro veces y medio en su vuelo por los aires, atajando la tabla a sus espaldas.
"Nunca lo había intentado, primera vez en mi vida", dijo Kotsenburg, quien todo este tiempo había estado relegado en el segundo plano de su deporte.

Hermanas en la cima del esquí
Justine Dufour-Lapointe y su hermana Chloe ganaron oro y plata olímpico para Canadá tras superar a su rival norteamericana Hannah Kearney en los moguls femeniles este sábado.
Justine, la más joven de las hermanas con 19 años, tuvo una carrera final precisa en la técnica para sumar una puntuación de 22.44, lo que dio a la delegación canadiense su primera medalla de oro en estos Juegos.
Su hermana de 22 años la siguió con una sólida actuación, pero terminó .78 puntos detrás de la puntuación ganadora.
Kearney, campeona defensora y mejor ranqueda en el mundo, fue la última y tuvo problemas tras su primer salto. Se conformó con el bronce.

Boerndalen se llevó el día
No fueron necesarias ni 24 horas posteriores a la inauguración, para que Sochi 2014 comenzará a reescribir la historia.
La mezcla requirió a uno de los atletas más reconocidos en la disciplina del biatlón y en los círculos olímpicos invernales, Ole Einar Bjørndalen. El veterano, que debutó en la justa olímpica durante la edición de 1994 en Lillehammer, ingresó al sprint de 10 kilómetros este martes con un objetivo claro y simultáneo a la victoria: ser el máximo ganador en la historia de los Olímpicos de Invierno.
Bjørndalen se presentó en Sochi con 11 preseas olímpicas (seis doradas) a una del récord ostentado por su compatriota Bjorn Dahlie. Si bien era anticipado que Bjørndalen alcanzara la marca a lo largo de los actuales juegos, su dominio en el sprint enmarcó un escenario que no había visto desde Salt Lake City en el 2002.
"Es difícil compararnos en esta época porque Bjorn fue hace algunos años y ahora tenemos más disciplinas", declaró Bjørndalen a la BBC. "Bjorn no tuvo tantas oportunidades de ganar, así que para mí, Bjorn es y será el mejor atleta en la historia de Noruega".
Bjørndalen comenzó su cosecha de metales olímpicos en Nagano 1998, donde irrumpió en la escena del sprint. Los juegos en territorio norteamericano representaron el período más productivo para el noruego, donde alcanzó cuatro preseas de oro.
Al año siguiente, el atleta de 40 años ganó su primer campeonato mundial en sprint. Actualmente presume cuatro medallas de oro en dicha modalidad a nivel global. Son 19 las medallas doradas que acumula Bjørndalen en campeonatos mundiales entre Biatlón individual, sprint, persecución, arranque masivo, relevos y relevos mixtos.
En Turín 2006 ganó dos platas y un bronce, y hace cuatro años, en Vancouver, se colgó un oro y una plata. En total el noruego suma siete oros, cuatro platas y un bronce en los seis Juegos de invierno en los que ha competido.

Holanda llegó rápido al Podio
Los holandeses han dominado la prueba de cinco kilómetros en patinaje de velocidad y Sven Kramer se colgó la medalla de oro batiendo el récord olímpico con un tiempo de 6:10.76.
Kramer, que revalidó su título de campeón olímpico en la distancia, aventajó en 4.95 segundos a su compatriota Jan Blokhuijsen, mientras que el bronce fue para el también holandés Jorrit Bergsma a 5.90 segundos del vencedor.
El anterior récord olímpico establecido en Vancouver hace cuatro años en 6:14.60 también estaba en posesión de Kramer.

Bjoergen oro en Skiathlon
La noruega Marit Bjoergen se adjudicó la medalla de oro en Skiathlon 7.5 km. classic + 7.5 km. libre gracias, sobre todo, al esquí ya que en ambas modalidades fue la que mejor tiempo obtuvo, acabado la prueba con 1.8 segundos de ventaja sobre la sueca Charlotte Kalla.
Kalla, que se colgó la medalla de plata, fue la única que pudo plantar cara al potente bloque noruego que acaparó tres de las cuatro primeras plazas, ya que Heidi Weng y Therese Johaug fueron tercera y cuarta respectivamente.