Banner

En la recta final del partido, Pachuca venció al América


Por Alejandra Benítez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Un novato le echó a perder el festejo a Antonio Mohamed.
El "Turco" estaba orgulloso de cumplir sus primeros 100 partidos como entrenador en México, y ayer tuvo que irse a casa con un entripado porque un error de su zaga derivó en la única anotación del partido.
El debutante del Pachuca, Hirving Lozano, le quebró la cintura a Francisco Javier "Maza" Rodríguez cuando el partido agonizaba y anotó un gol matón para vencer 1-0 a las Águilas.
Lozano hizo un excelente recorrido por la banda la derecha, dejando a todos los americanistas parados, para luego poner su disparo pegado al poste izquierdo clavando la solitaria anotación al 88'.
El partido pintaba para un empate sin goles, porque los Tuzos no habían encontrado el camino para hacerle daño a las Águilas y los de casa se toparon con Óscar "Conejo" Pérez, quien dio uno de sus mejores partidos para frenar todo lo que le llegó.
Para los de Coapa fue imposible remontar en los cinco minutos que se añadieron porque ya no estaba en la cancha Raúl Jiménez, quien había sido uno de los hombre más peligrosos en el eje del ataque.
Una vez más, Mohamed insistió en darle minutos a "Tony" López, quien entró al 83', pero no pesó ni se encontró con algún balón a modo.
Andrés Ríos, quien arrancó el partido, sólo dio batalla los primeros 15 minutos y poco a poco fue perdiéndose hasta que tuvo que ser sustituido al 62', pues se vio que todavía no está al 100 por ciento para aguantar un encuentro a este ritmo.
Si bien la contundencia fue un problema que se detectó en el equipo desde la Final pasada, la llegada de los refuerzos no ha podido aliviar este punto y ayer no fue la excepción porque a Jiménez le faltó acompañamiento.
Sin los lesionados Luis Gabriel Rey y Osvaldo Martínez, y el suspendido Rubens Sambueza, el América no tuvo mucho de donde echar mano para sus cambios.
Lo que en este momento mantiene arriba a los azulcrema son sus 12 puntos, mientras que Pachuca se llenó de motivación y energía al llegar a 10 unidades, dejando atrás los sinsabores que vivió la semana pasada, con una derrota en la Liga y otra en la Copa MX.