Las manufactureras figuraron con la mayor baja respecto a noviembre, de 1.10 por ciento

Por Ernesto Sarabia

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- La actividad industrial de México tuvo en 2013 su primer descenso en cuatro años al caer 0.72%, revelaron datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

A tasa mensual, en diciembre pasado la actividad industrial disminuyó 0.53%, luego de registrar avances en noviembre y octubre de 2013.

Sólo en diciembre, entre los componentes de la actividad industrial, las manufactureras figuraron con la mayor baja respecto a noviembre, de 1.10%, con cuya variación sumó su segundo revés mensual.

Al ser las manufacturas las de mayor importancia en el ramo industrial, su contracción fue determinante para el descenso en la producción de las actividades secundarias del País.

La industria de la minería, que había logrado ligar seis meses con incrementos en su producción, en diciembre sucumbió 0.85%, afectada por el descenso en extracción de petróleo y gas.

En tanto generación, transmisión y distribución de energía eléctrica, suministro de agua y de gas por ductos al consumidor final registró un alza mensual de 1.26 por ciento.

Aunque marginal, con un aumento de 0.16% en diciembre, la industria de la construcción acumuló dos meses con variaciones positivas.

Con cifras originales, la producción industrial del País descendió 0.3% en diciembre de 2013 respecto al mismo mes del año anterior, lo que contrasta con el aumento previsto por el consenso de 0.6 por ciento.

Para el INEGI, la contracción en la actividad industrial se debió a los retrocesos mostrados en dos de los cuatro sectores que la conforman.

La industria de la construcción disminuyó 2.5% en el mes en cuestión frente a la de igual mes de 2012, derivado de las menores obras relacionadas con la edificación y con los trabajos especializados para la construcción.

La minería cayó 1.3% en el último mes de 2013 respecto al mismo mes del año anterior, como consecuencia del descenso reportado en la minería petrolera de 1.5% y en la no petrolera de 0.4%, en el mismo lapso.