Staff
AGENCIA REFORMA
XALAPA.- Después de un operativo del Gobierno Estatal en municipios del Sur de Veracruz, los restos del periodista Gregorio Jiménez fueron encontrados en la localidad Las Choapas.
Junto con él fueron hallados los restos de otras dos personas en una fosa clandestina ubicada en una casa de seguridad, a donde llegaron elementos de la Agencia Veracruzana de Investigación por el testimonio de una persona que participó en esos crímenes.
El procurador de Justicia de Veracruz, Amadeo Flores, informó que por estos hechos fueron detenidos Teresa de Jesús Hernández, vecina del periodista, quien habría contratado a cuatro personas, también detenidas, para secuestrar y matar a Gregorio.
Los otros detenidos son José Luis Márquez, quien confesó que el móvil del crimen fue una venganza personal, así como Santos González, Jesús Herrera y Juan Manuel Rodríguez, quienes también habrían participado en el secuestro y homicidio.
“Las indagatorias señalan que el motivo de la privación de su libertad y posteriormente de la privación de su vida fueron precisamente las diferencias personales y familiares con la señora Teresa de Jesús Sánchez Cruz.
“Hace tres meses ella amenazó a Gregorio Jiménez y contactó a José Luis Márquez Hernández, persona de una célula delincuencial que operaba en la zona y a quien le pagó 20 mil pesos para cometer la agresión”, reveló el procurador.
En los últimos meses, el reportero publicó en Notisur información sobre la operación de redes de tráfico de migrantes en Veracruz y, presuntamente, por esos motivos la dueña de un bar de nombre “El Mamey”, Teresa de Jesús Sánchez, lo había amenazado.
“También se está en la búsqueda de otros presuntos responsables y se investiga su presunta participación en otros delitos cometidos en la comunidad de Villa Allende (en Coatzacoalcos) asociados a una serie de denuncias por homicidio y secuestro”, indicó el funcionario.
El pasado 5 de febrero, la Procuraduría General de Justicia inició la investigación ministerial COAT4/058/2014 por el plagio de Gregorio, reportero de la fuente policial en los diarios Notisur y Liberal del Sur.
Desde 2010, diez comunicadores han sido asesinados en ese estado, que se coloca como la entidad donde se han registrado más crímenes contra periodistas en los últimos años.
Decenas de reporteros y fotógrafos protestaron ayer en la Ciudad de México para exigir la aparición con vida del periodista Gregorio Jiménez de la Cruz, secuestrado por encapuchados el miércoles pasado frente a su casa en el puerto de Coatzacoalcos.
Reporteros de esa región arribaron a las inmediaciones de la casa de la representación del Gobierno de Veracruz, ubicada en la colonia Juárez del Distrito Federal.