Banner

En Sonora se aprobó la Ley que endurece las penas hasta con 60 años de cárcel a los adultos que cometen feminicidios

Por Javier Camacho

TRIBUNA

El crimen de Margarita Sarmiento Muñoz, de la colonia Misión del Sol, ocurrido anteayer en esta ciudad, volvió a desatar la polémica de reducir la edad penal, debido a que si bien hace poco más de dos meses en Sonora se aprobó la Ley que endurece las penas hasta con 60 años de cárcel a los adultos que cometen feminicidios; en este caso, el menor de 15 años confeso de cometerlo, podría cumplir su castigo hasta en menos de siete años, dependiendo de su comportamiento y otros factores, declaró la Procuraduría de Justicia del Estado.

El móvil del crimen de Margarita Sarmiento Muñoz, de 34 años, asesinada a puñaladas por su vecino, Alejandro Alberto, al negarse a sus intenciones sexuales fue confirmado por el titular de la PGJE, Carlos Navarro Sugich, lo que de acuerdo a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se tipifica como feminicidio por la forma en que está calificado el homicidio cuando se trata de una persona del sexo femenino.

La Procuraduría alertó a las sonorenses a tomar precauciones y no minimizar este tipo de situaciones para no caer en manos de lo que llamó “depredadores”, porque el menor de edad de acuerdo a sus vecinos, se comportaba como otros de su edad, por lo que se puede asegurar que ni la misma víctima podría haber imaginado que sería su verdugo, quien además a la hora de los hechos no se encontraba bajo los efectos de alguna sustancia tóxica, al resultar negativo a los exámenes que se le practicaron.

La sociedad se consternó por la forma como fue cometido el delito por el menor de 15 años, y se estuvo manifestando, especialmente vecinos de ese sector y de las colonias del sur de la ciudad, de retomar la reducción de la edad penal, ya que una gran mayoría de los que empiezan a delinquir lo hacen desde los 12 años de edad, según parámetros nacionales e internacionales.