Al estar condicionada a la búsqueda de empleo, la tasa de desocupación es más alta en las localidades grandes.

EL UNVIERSAL
MÉXICO, D.F.- Durante el cuarto trimestre del año pasado se generaron 350 mil 211 nuevos empleos en el sector informal de la economía, al pasar de 13 millones 677 mil en el cuarto trimestre de 2012 a 14 millones 27 mil 211 el número de personas ocupadas específicamente en el sector informal durante el último trimestre de 2013, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE).
Considerando todas la modalidades de empleo informal, estas sumaron al cierre del año pasado 29.6 millones de personas, para un avance de 196 mil nuevos empleos (0.7%) respecto a igual periodo de 2012 y representó 58.8% de la población ocupada, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).
De manera detallada, 14 millones conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó un incremento de 2.6% anual y constituyó 27.9% de la población ocupada; 2.2 millones corresponden al servicio doméstico remunerado, 6.3 millones pertenecen al ámbito agropecuario, y otros 7 millones a las empresas, gobierno e instituciones, es decir, los trabajadores subordinados que, aunque trabajan para unidades económicas formales, lo hacen bajo modalidades en las que se elude el registro ante la seguridad social.
Por otra parte, en el cuarto trimestre de 2013 la población desocupada en el país se situó en 2.4 millones de personas y la tasa de desocupación correspondiente fue de 4.6% de la Población Económicamente Activa, porcentaje menor al de 4.9% de igual trimestre de 2012.
Por otra parte, las entidades que durante el cuarto trimestre de 2013 observaron las tasas de desocupación más altas fueron Querétaro con 6.3%, Tabasco 6%, Aguascalientes 5.9%, Tamaulipas 5.8%, Sonora 5.7%, Durango 5.6%, Distrito Federal 5.4%, y Guanajuato y Nayarit con 5.2% de la PEA, en lo individual.
Al estar condicionada a la búsqueda de empleo, la tasa de desocupación es más alta en las localidades grandes, en donde está más organizado el mercado de trabajo; es así que en las zonas más urbanizadas con 100 mil y más habitantes, y las que tienen de 15 mil a menos de 100 mil habitantes, alcanzó 5.2% en cada zona; en las de 2 500 a menos de 15 mil fue de 4.4% y en las rurales de menos de 2 500 habitantes se estableció en 2.9 por ciento.