Se prevee para el 2015 el crecimiento se ubicaría en una tasa entre 3.2 y 4.2 por ciento

Por Laura Carrillo

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Durante el primer trimestre del año, el aumento en los precios al consumidor se ubicará por arriba de 4 por ciento, situación que podría repetirse en otros periodos mensuales, anticipó el informe trimestral de inflación del Banco de México (Banxico).

El organismo no precisó ningún rango de inflación para este año y sólo estimó lo que sucederá en diversos periodos.

En el segundo trimestre del año, agregó en el documento, la inflación estaría por debajo de 4 por ciento, pero nuevamente a partir de junio podría ubicarse en algunos meses por arriba de ese nivel.

Al presentar el informe, el Gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, expuso que durante 2013 se registró una tendencia a la baja en el nivel de inflación.

Sin embargo, reconoció que al final del año aumentaron precios de algunos servicios, como el transporte urbano, así como de algunos bienes agrícolas que fueron afectados por cuestiones climáticas. Luego, a inicios de 2014, los precios sufrieron los efectos de la política fiscal.

“No estamos conformes con el nivel actual de la inflación, pero el proceso inflacionario está bajo control”, afirmó.

“Hay buenas bases para decir que estos efectos son transitorios y se recuperará la tendencia descendente de la inflación hacia nuestro objetivo permanente (3 por ciento)”.

Sin embargo, en cuanto a los riesgos en el mediano plazo, el documento presentado señala que no puede descartarse que los ajustes en precios derivados de las medidas fiscales afecten a otros precios, así como a las expectativas de inflación.

También es un riesgo que se presenten nuevos episodios de volatilidad en los mercados financieros internacionales, los cuales afectarán el tipo de cambio y con ello la inflación.

En cuanto al crecimiento económico, el banco central dejó sin movimiento el pronóstico que había señalado en el informe trimestral de inflación anterior. Bajo su proyección, la economía crecería entre 3 y 4 por ciento durante 2014, y se podrían crear entre 620 y 720 mil empleos formales.

En tanto, para 2015 el crecimiento se ubicaría en una tasa entre 3.2 y 4.2 por ciento, con un nivel de empleo similar al de este año.

“Estamos viendo una recuperación incipiente, estamos en el proceso de tomar un mayor brío en el crecimiento económico”, confío Carstens durante la presentación.

Además, señaló, en 2014 se va a observar un fuerte impulso fiscal en la economía y no se verán problemas como la insuficiente oferta de gas para la industria.