Banner

GILBERTO RUIZ RAZO

DEMANDA.- Lo que hace semanas se había anunciado: Luis Ignacio Ayala presentó una demanda contra el Club Yaquis de CO, y de paso se lleva también a la LMP, por lo que todo mundo está enterado. Un litigio que deberá ventilarse en los próximos meses.
HISTORIA.- También todo mundo está enterado del problema de la directiva de CO con algunos jugadores, por no decir que la mayoría, escabezados por el derecho relevista que fue pieza importante en el tricampeonato, que exigió el pago de unos bonos prometidos por el logro de ese tercer banderín, y que, al parecer, no les han pagado.
DEMÁS.- Se hizo bastante ruido en ese lío de los famososo bonos, que el equipo Yaquis, en plena Serie del Caribe Hermosillo 2013, amenazó con no seguir participando si no “veían claro”. Nada se dijo en forma oficial, pero el caso es que sí jugaron a tal grado que se alzaron con el título ante RD en aquel juego de 18 entradas.
EL COLMO.- Pero no todo paró allí, al iniciar la siguiente temporada, octubre del 2013, Luis Ignacio Ayala no recibió la invitación de parte de la directiva de su supuesto equipo, para que viniera en su cuarta temporada con el equipo al que bastante ayudó.
CONGELADO.- El lanzador nacido en la ciudad de LM, se sintió agraviado. Una y otra vez, según sus declaraciones, se puso en contacto con los directivos llamándoles por teléfono. No hubo respuesta para el “Chicote” que estaba puesto, una vez más, en venir a aportar lo que sabe para el equipo Yaquis.
MÁS.- El ex “Flaco”, como lo apodaron en los inicios de su carrera, acudió a la LMP, recibiendo como respuesta un citatorio para tratar de ventilar el asunto en una sola audiencia y evitar, nos queremos imaginar, largos periodos en dimes y diretes. Ayala decidió no acudir, por equis razones, a esa cita con la Liga.
AFECTADO.- Obvio es decir que el relevista que ahora acudirá a los entrenamientos de los Nationals de Washington en busca de ganarse un sitio y actuar, una vez más en el Big Show, se sintió agraviado, primero por el club que prácticamente lo congeló pues ni lo cambió ni lo ocupó, negándole el derecho de ganarse la vida en lo que sabe hacer, contrariando lo que dice nuestra Constitución Política de los Estados Mexicanos, en su artículo 5.
NO.- En honor a la verdad, no creemos que proceda eso de demandar a la LMP. Ellos no tienen injerencia en las decisiones de cada club, es decir, en su reglamento interno. La Liga, a nuestro modo de ver las cosas, no puede obligar a un club a contratar a determinado jugador. Y tampoco dar una orden para que lo cambien.
CAMBIO.- Donde debería legislarse, para evitar que los clubs que “congelen” a equis elemento, no lo hagan. Al no ocuparlos para una campaña, obvio es que deberían otorgarle la libertad, es decir, brindarles la oportunidad de que participen prestándolo, o bien dejarlos libres de contratarse con el equipo que se interese.
MERCANCÍA.- Y es que un jugador no es como una mercancía propiedad de un club. Hay de acuerdos a acuerdos. Están organizados para tener los derechos de los jugadores. Pero en casos especiales, deberían jugarlos o de plano los deberían dejar libres. ¿Porqué ese afán de no jugarlos y de paso negarles el derecho de irse con otro equipo?
NADA.- Será muy difícil para Luis Ignacio ganarle el pleito a los Yaquis o sus directivos. Mientras no se legisle para en verdad proteger a los jugadores de directivos que los afecten como a él, no deberá proceder este tipo de demandas. Mientras sigan así las cosas como las vemos, las situaciones seguirán igual.
MENOS.- Desconocemos si los bonos fueron pagados o no. Si no se pagaron, queremos suponer, nadie podrá obligar a los directivos hacerlo. Al menos que haya un escrito de por medio. Un arreglo previo para garantizar dicho pago. Cosa que en verdad, no creemos.
DE ALLÁ.- Y aparte del grito pegado en el cielo por los jugadores inconformes de Yaquis en plena SC, de la organización de Tomateros vino la queja ante la Liga para que se castigara a los directivos de CO. Y ya sabemos quiénes pagaron justos por pecadores.
RUMORES.- Desde hace muchos años, es un secreto a voces que los directivos de Culiacán ofrecen y hasta dan bonos a jugadores guindas. Nada comprobado, desde luego. ¿Porqué ese afán, entonces, de echar más leña a la hoguera?. Saque usted sus conclusiones.
¿LIBRES?.- Qué tal si dejan que cada organización maneje eso de los bonos a su libre albedrío? No es fácil, hay que aclararlo. Hay equipos chicos que no podrían prometer dinero por resultados favorables. Es por ello que el acuerdo que ha tomado la Liga, nos parece correcto.
SINDICATO.- Lo que urge, es la formación de un Sindicato para que proteja a los jugadores. Se ha hablado bastante de ello pero nada en concreto. Puro bla bla, pero nada de realidades. Este tema da para mucho más. Un día de estos, seguiremos con más comentarios... ¡¡BUENOS DÍAS!!
CORREO ELECTRÓNICO: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla