Por César Omar Leyva
TRIBUNA
Autoridades del Instituto Tecnológico de Sonora, han comenzado a trabajar en el análisis de la estructura organizacional de la Universidad, con el objetivo de identificar si los puestos que se tienen actualmente son suficientes para seguir operando de manera eficiente.
A pesar de ser una institución con reconocimiento a nivel nacional e internacional, el ITSON es de las pocas universidades que no cuentan con una dirección de investigación y posgrado, ni tampoco con una oficina de transferencia de tecnología, aun cuando los investigadores han manifestado que éstas son muy necesarias.
Jesús Héctor Hernández López, vicerrector académico del ITSON, informó que el hecho de que como tal no existan dichas direcciones no quiere decir que no se esté haciendo el trabajo que corresponde a esas áreas, sino que si se ejercen pero no de una forma tan visible.
“Se está trabajando en el análisis, esperamos que al concluir el año tengamos definida y aceptada por el Consejo Directivo la nueva estructura organizacional que nos permita cumplir con el plan de desarrollo de la universidad”, resaltó.
Uno de los ejes rectores del ITSON, agregó, es la generación y aplicación del conocimiento para realizar investigaciones, que favorezcan el desarrollo de la comunidad.
“Actualmente no hay oficina de transferencia de tecnología, ya se mandó capacitar a una persona a Guadalajara, para que en un futuro podamos tenerla dado que hay una necesidad interna de brindarle a la comunidad la oportunidad de acceder a cualquier conocimiento que se genere aquí y que a su vez esté protegido”, enfatizó Hernández López.