Banner

Por Adrián Muñoz Rodríguez

TRIBUNA

NOGALES.- Ayer se mantenían las labores para sofocar el fuego que abate más una hectárea del relleno sanitario y se esperaba que en la tarde ya esté totalmente terminado el siniestro.

El jefe de la Unidad Municipal de Protección Civil (UMPC), Vicente Sanz Castañeda, indicó que lo anterior será posible gracias a las arduas labores de sofocamiento que se llevaron a cabo durante el jueves y viernes, donde participó personal del Cuerpo de Bomberos así como de Servicios Públicos, además del apoyo que brindó OOMAPAS con pipas de agua.

Sanz Castañeda señaló que por el momento el humo y las partículas contaminantes no afectarán el casco urbano de esta frontera, debido a que los vientos corren hacia el Suroeste de la Ciudad.

Manifestó que se estuvo transportando tierra hasta la zona del incendio a través del equipo del Ayuntamiento y otra tanta que fue contratada para hacer frente a la emergencia, la cual fue humedecida por parte de las maquinas extintoras del Cuerpo de Bomberos, que se colocó en las áreas con fuego.

El jefe de la UMPC dijo que por el momento se desconoce el impacto ambiental que se podría tener por este gran incendio que se inició la madrugada del jueves y que durante todo ese día y el viernes ha sido abatido.