Banner

Por Rachel García Vega
TRIBUNA
A pesar de la escasez de camarón y de los constantes incrementos que ha registrado el crustáceo, así como otro tipo de productos que son utilizados en los restaurantes para la preparación de los platillos, el sector restaurantero no ha aumentado el costo de los alimentos como se tenía contemplado.
Lo anterior, fue dado a conocer por el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) Enrique Burboa Valenzuela, quien informó que han podido soportar durante todo este tiempo, por lo que de momento no se prevé en corto tiempo una modificación en los precios.
Dijo que “la venta se ha adaptado, la gente ha cambiado su gusto por comer y ello es lo que nos ha ayudado a seguir con los mismos precios de los platillos, lo cual ha sido muy benéfico para el gremio”.
Burboa Valenzuela, manifestó que por el momento no hay de que asustarse, ya que consideran que la situación se mantendrá estable como hasta el momento.
Informó que desde el año pasado el sector restaurantero ha sacrificado parte de sus ganancias con tal de no afectar el bolsillo de los comensales, lo cual se seguirá haciendo este año.
Finalmente, el empresario expresó que el año pasado fue muy difícil, por lo que esperan que en esta ocasión la situación no sea similar y que en lugar de ir en decadencia mejore año con año y que los precios no se disparen tanto, ya que de ser así llegará el momento en el que no sea posible soportar los altos costos de la materia prima.