Banner

También encontraron un cuerpo dentro de una maleta junto a un contenedor de basura

Por Adrián Muñoz Rodríguez

TRIBUNA

NOGALES.- Un obregonense cayó abatido ayer a tiros y en la noche del sábado policías municipales encontraron un cuerpo sin vida en el interior de una maleta que se encontraba junto a un contenedor de basura.

Según los reportes a las 10:15 horas de ayer agentes de la corporación acudieron al callejón Bernal de la colonia Chula Vista donde se reportaba una persona lesionada por arma de fuego.

En el lugar encontraron a un sujeto que se hallaba en posición decúbito dorsal con aparentes signos de lesiones producidas por arma de fuego, por lo que fue trasladado por una unidad de la Cruz Roja al Hospital General donde el médico de guardia notificó que ya no contaba con signos vitales.

Las heridas producidas por proyectil de arma de fuego se localizaron una con entrada en el glúteo derecho y salida en la parte baja del abdomen, una más con entrada en el muslo derecho en la cara interna con salida en el muslo parte externa.

El hoy occiso fue identificado como Alfonso Soto Valencia de 34 años, con domicilio en la colonia Francisco Urbalejo del Municipio de Cajeme, Sonora.



Encuentran cadáver en contenedor

Por otra parte, el reporte policíaco indica que a las 22:10 horas del sábado se realizaban recorridos de vigilancia por la calle San Carlos de la colonia San Miguel, cuando a la altura de la subestación de la Policía Industrial ubicada en esa zona observaron a un camión recolector de basura de Servicios Públicos Municipales donde se encontraban tres empleados de limpieza.

Informaron a los agentes que estaban recogiendo la basura del contenedor, ubicado en la calle Santa Aurora, cuando vieron que se encontraba una maleta de color negro cerrada y al abrir el cierre encontraron en el interior un cadáver, por lo que se dirigieron a esa subdelegación para informar de su hallazgo.

En el interior de la maleta negra se encontró a un sujeto de aspecto joven que vestía pantalón marca Levis, camiseta negra y calcetines blancos con la leyenda USA.

Los oficiales acordonaron el área en espera de las autoridades correspondientes, quienes llegaron momentos después, el agente del Ministerio Público, quien dio fe del cadáver ordenando su traslado a la funeraria en turno para la necropsia de ley, acudiendo también elementos de las Policías Estatal Investigadora, Estatal Preventiva, Federal y del Ejército Mexicano.