Banner

El occiso se encontraba al norte de laLoma de Guamúchil sobre la carretera Internacional

Por Javier Camacho

TRIBUNA

La madrugada de ayer encontraron el cuerpo de Carlos Armando Salazar Olivas, de 40 años de edad, en la carretera Internacional, al norte de la Loma de Guamúchil, donde murióarrollado por uno o más vehículos.

Autoridades policíacas dieron a conocer que el hoy occiso tenía su domicilio por la calle Guerrero, sin número, en el poblado de Providencia.

Se dijo que Carlos Armando tiene prácticamente destrozado el rostro y cabeza, lesiones que le ocasionaron la muerte.

El cuerpo de esta persona fue descubierto como a las 05:00 horas por varios automovilistas que pasaron por el kilómetro 22+500 de la mencionada rúa federal.

Todo parece indicar que el vehículo que arrolló y dio muerte al vecino de Providencia es un tráiler, toda vez que en el lugar había pedazos de micas al parecer de un vehículo de la marca Kenworth o Volvo.

El cadáver estaba sobre el carril de rodamiento que va de sur a norte.

Se dijo que Carlos Armando laboraba en una mina en Cananea y que al salir de su trabajo se trasladó en autobús hasta Ciudad Obregón, con la intención de visitar a su familia.

Sin embargo, por causas no muy claras la noche-madrugada del domingo el chofer del camión de pasajeros, cuyo nombre de la línea se desconoce, lo bajó en la carretera Internacional, cerca de la Loma de Guamúchil.

Cuando esta persona intentaba cruzar la calle fue embestido por un vehículo, muriendo en el lugar.

Dio fe del cadáver personal de la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) quienes ordenaron que el cuerpo fuera trasladado al Anfiteatro para los trámites correspondientes.