Banner

Por Adrián Muñoz Rodríguez
TRIBUNA
NOGALES.- En el domicilio marcado con el número 308, de la colonia Chula Vista, tras efectuarse un cateo originado por la muerte a balazos de un cajemense, fuerzas policíacas encontraron dos ejecutados más, marihuana, armas largas y una granada.
En una revisión al domicilio donde el domingo por la mañana ejecutaron a Alfonso Soto Valencia, de 34 años, con domicilio en la colonia Francisco Urbalejo de Ciudad Obregón, los ministeriales observaron que se trataba de un lugar donde se realizaban operaciones del crimen organizado.
A las 12:00 horas de ayer, elementos de la Policía Estatal Investigadora, de la Procuraduría General de la República (PGR), Ejército Mexicano y agentes del Ministerio Público ingresaron al inmueble.
Encontraron dos cuerpos de dos hombres que fueron ejecutados a balazos y uno de ellos tenía una granada en la mano, lista para hacerla estallar.
Asimismo, encontraron cinco armas largas: Tres AK47, de las conocidas “Cuernos de Chivo”, una escopeta y una R15; 20 paquetes de marihuana que dieron un peso de 450 kilos.
Los ministeriales recogieron también tres vehículos de reciente modelo, uno de la marca Trail Blazzer, otro Taho y un Buikc Regal.
Como se recordará, el domingo a las 10:15 horas, una persona originaria de Ciudad Obregón fue herida y murió en la calle, ante los hechos el agente del Fuero Común solicitó una orden de cateo que duró aproximadamente tres horas.
Hasta ayer por la tarde no se deba a conocer la identidad de los ejecutados, que según los testigos murieron con un balazo en la barbilla con salida en la parte superior de la cabeza.