Banner

Influenza podría continuar hasta abril, advierte experto

EL UNIVERSAL
CD. DE MÉXICO.- El investigador José Tapia Ramírez, del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV), consideró que el virus de la influenza AH1N1 podría permanecer fuerte hasta marzo o abril, por lo cual sigue siendo importante que las poblaciones más vulnerables, como adultos mayores, niños, mujeres embarazadas y personas con sistema inmune comprometido, reciban las vacunas necesarias aunque ya esté avanzado el periodo invernal.
Asimismo, recordó que el aumento en los casos y las muertes por AH1N1 registrados en el País, podría deberse a que el virus causante haya experimentado un cambio genético que le confiere ventajas adaptativas y lo hace más agresivo.
El académico reiteró que los virus tienen una tasa de mutación muy alta, es decir, cambian continuamente su estructura y el AH1N1 (que produjo el brote epidémico en 2009 y ahora es estacional) no es la excepción. “No es un virus nuevo, puede tener pequeñas mutaciones y desde ese punto de vista no debemos temer a una epidemia”.
Añadió que, aun así, “es necesario darle seguimiento cuidadoso a la variabilidad genética del virus y que no se presenten cepas resistentes a los medicamentos antivirales”.
Sin embargo, el especialista del Departamento de Genética y Biología Molecular, indicó que esta situación no plantea un riesgo de emergencia epidemiológica, pues el número de personas contagiadas está dentro del rango previsto para esta temporada invernal, y pronosticó que tenderá a descender durante las próximas semanas.
“Puede ser que el virus haya cambiado y adquirido algunas ventajas desde el punto de vista selectivo, que lo hacen más agresivo, y/o que la gente no esté tomando las precauciones debidas para atenderse e ir al médico”, planteó el especialista en mecanismos de patogenia viral.
Según la Secretaría de Salud, en el País circulan tres virus estacionales de influenza: dos del tipo “A” (H1N1 y H3N2) y uno del tipo “B”. El primero es el que ha mostrado un aumento relativo en comparación con los cuatro años anteriores. Hasta el 17 de febrero la dependencia había confirmado un total de 4910 casos, de los cuales 4088 fueron por H1N1.
Asimismo, registró 333 casos de H3N2, 80 por virus tipo B y 409 ocasionados por otros tipos, con un total de 533 defunciones por esta infección, de las cuales 487 fueron por H1N1, 6 por H3N2, 1 por el tipo B y 39 muertes más por otros tipos.
José Tapia Ramírez insistió en que, por tratarse del mismo virus que originó el brote en 2009, puede existir cierta tranquilidad puesto que ya se tiene la experiencia de cómo controlarlo.
El académico consideró que han sido efectivas las vacunas aplicadas en el País para prevenir las tres variedades de virus mencionadas, aunque esta eficacia puede variar por diversos factores, pues la actividad del sistema inmunitario en cada persona es distinta.
Aun así, el académico del CINVESTAV señaló que no deben dejar de tomarse las acciones necesarias para vigilar, controlar y prevenir la infección por AH1N1 y con ello evitar que se vuelva más virulento.
“El número de casos va a disminuir sensiblemente en las próximas semanas, pero debemos seguir las mismas medidas que en 2009, como lavar frecuentemente las manos, limpiar con gel antibacterial las áreas de trabajo y no automedicarse en caso de presentar alguno de los síntomas de la influenza”.