Por Gilberto Ruiz Razo


PREGUNTA.- Escribe Gerardo Núñez Ríos para preguntar quién será el próximo manejador de los Yaquis. O cuando menos si existen algunos candidatos al puesto que se encuentra acéfalo por la salida de Eddie Díaz quien los llevó a tres títulos en fila.
NADA.- Si nos atenemos a las informaciones que deben fluir del Club Yaquis, nada oficial existe hasta el momento. Y eso, evidentemente, da pie a los rumores que salen un día sí y otros también, pero casi sin ningún fundamento. Y por lo visto, esto iría para largo.
CANDIDATOS.- Una fuente bien informada, nos comentó, cuestión de par de días, que hay tres candidatos para dirigir a los Yaquis. Tres elementos, con posibilidades, sobre todo dos de ellos, para ser los que se encarguen de llevar a la tribu a mejores cosas después del fracaso de la temporada recién terminada.
UNO.- El más viable de los tres, es Enrique "Che" Reyes quien terminó dirigiendo a los Venados, luego que lo dejaron fuera de Algodoneros por la mala actuación de esa escuadra sobre todo al final del calendario regular. Y ya con Venados, no obstante de haberse dicho que seguiría para la siguiente campaña, parece que no será así.
OTRO.- Uno más, dicen los rumores, sería Alfonso "Houston" Jiménez. El ex SS que incluso llegó a las GL un tiempo, ha dirigido ya algunos años tanto en verano como en invierno. Es un buen estratega, aunque sin la fortuna de de conseguir un título ni allá ni acá.
TERCERO.- Y el tercero, fígurese usted, es Lino Rivera, un ex pitcher que desde su debut como dirigente ha mostrado grandes cosas. Sin embargo viene de tener fracasos con Tomateros, aunque ni una culpa debe tener de que en ocasiones las cosas se nieguen a salir.
EL MENOS.- Hasta donde nuestra fuente ha logrado enterarse, Rivera es el que menos posibilidades tiene de ser el piloto. Tal vez la directiva que encabeza René Arturo Rodríguez, pretenda salir de un piloto extranjero. Podría estar convencido que en nuestro País, hay talento de sobra para dirigir equipos.
DUDA.- Hablando del "Houston" Jiménez, hay bastantes dudas, nos dicen, por aquella lejana temporada cuando lo convirtieron en manager-jugador teniendo un contrato de por medio para manejar a Saraperos de Saltillo, que ya pertenecían a la familia Ley.
PLAY OFF.- En esas semanas, Yaquis llegó a la postemporada y cuando les tocó enfrentar a Tomateros, obvio de la misma familia citada arriba, hubo una jugada que fue determinante para darle el pase a los guindas y por ende la eliminación de la tribu cajemense que provocó malestar en muchos.
FUE.- Y fue de la siguienmte manera. En una rola de rutina, aparentemente, Jiménez que jugaba las paradas cortas, trató de buscar una doble matanza buscando doblar a la segunda base, pero sin tener posesión de la pelota. Muchos juzgaron que fue un "error" a propósito, cosa que no compartimos.
Y OBVIO.- Y todo por que apenas semanas atrás, se había comprometido con la familia Ley, a dirigir a Saraperos. No estamos asegurando que fue un error con todo el propósito del mundo. Pero la afición, y algunos jugadores, se inconformaron bastante. Es por ello que la directiva, nos aseguran, tiene esa duda a muchos años de lo sucedido.
CASI.- Por lo que casi se podría asegurar, que el más firme candidato a ser el piloto de la tribu, sería el "Che" Reyes. Insistimos, el "Che" tiene fama de buen piloto. Es, como ya se sabe, un piloto que también está expuesto a seguir los pasos de muchos que salen sin explicaciones de un equipo, para irse a triunfar en otros. Difícil profesión.
LO SABEN.- Sacarle la verdad a un manejador, cuando son despedidos en forma injusta, es muy difícil. Saben que la vida da muchas vueltas y no les conviene decir los motivos, aunque no sea culpa de ellos, y decir la verdad. Casos se han visto en varias partes.
A VECES.- Y hay ocasiones en que es el mismo jugador que no se entrega, que no brinda el extra, el que perjudica no solamente al manejador, si no también al equipo, a sus aficionados. Podríamos citar a algunos que juegan inconformes por equis situación. Y podríamos señalar quiénes siempre están dispuestos a salir a rifársela.
CUMPLIDORES.- Hay casos de elementos que son cumplidores, siempre callados, siempre aguantando en la banca. Y cuando son requeridos, salen a jugar con todo. Y en ocasiones son jugadores que no gozan de fama, de publicidad, son serios, pero vaya forma de responder. La afición los tiene identificados.
CASOS.- Y casos como los anteriores, son constantes. Ya no hay jugadores como antaño que sin gozar de los sueldos de la actualidad, se entregaban. Se estrellaban contra las bardas que no eran como ahora. Que se barrían con garra. Lanzadores que aguantaban muchas entradas sin estar volteando al dugout para ver si salían a removerlos. Ni existían jugadores que les dolía todo en forma constante... ¡¡Buenos Días!!

Correo Electrónico: Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla