El edil del puerto, Luis Walton destituyó a los involucrados en la detención de la menor.

EL UNIVERSAL
MÉXICO, D.F.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos investiga el presunto abuso de autoridad de que fue objeto una mujer indígena al ser detenida por elementos de la policía municipal de Acapulco de Juárez, Guerrero, supuestamente por robar una botella de agua en un supermercado.
De manera inmediata visitadores adjuntos de la CNDH se trasladaron al municipio, para obtener los testimonios de la mujer y de sus familiares, así como recabar evidencia para contar con mayores elementos que permitan acreditar la presunta violación a los derechos humanos, informó el organismo en un comunicado.
La Comisión Nacional hace un llamado a las autoridades municipales a efecto de que se garantice la integridad física y psicológica de la agraviada y de su familia, considerando que se trata de una mujer indígena que por sus circunstancias se encuentra en evidente situación de vulnerabilidad, expuesta a padecer discriminación, maltrato y abuso como aparentemente sucedió en el presente caso.
Una vez integrado el expediente de queja, la CNDH emitirá la determinación que conforme a derecho corresponda.
El edil del puerto, Luis Walton destituyó a los involucrados en la detención de la menor.