Banner

Por Benito Jiménez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- En 13 años, Joaquín “El Chapo” Guzmán se convirtió en el principal narcotraficante de México.
Tras escapar el 19 de enero del 2001 del penal federal de Puente Grande, en Jalisco, en un carrito de lavandería, Guzmán forjó un imperio de la droga y su mercado se extendió en Norteamérica, Europa, Asia y Sudamérica.
La prosperidad del cártel creció a la par de la opulencia de “El Chapo”, al que siempre se le vio rodeado de mujeres, autos de lujo, armas excéntricas, aeronaves y residencias cómodas.
Las ganancias que obtuvo de la venta de drogas lo llevaron a ser citado como uno los hombres más ricos y poderosos del mundo, de acuerdo con la revista Forbes.
Como estratega del Cártel de Sinaloa, “El Chapo” también generó rivalidades que ocasionaron la muerte de varios de sus familiares.
Entre las enemistades más cruentas de las que se tiene registro resaltan las que engendró con los hermanos Arellano Félix y los hermanos Beltrán Leyva.
Uno de sus hijos, Edgar Guzmán López, de 22 años, fue asesinado en mayo de 2008 en un centro comercial de Culiacán al parecer por un comando de los Beltrán Leyva, días después de la captura de Alfredo Beltrán Leyva, “El Mochomo”.
El temperamento del líder del Cártel de Sinaloa lo llevó a estar a salto de mata para evitar a las autoridades federales y a sus rivales.
De acuerdo con investigaciones oficiales en la última década, el capo permaneció la mayoría del tiempo escondido en zonas inaccesibles del Triángulo Dorado, principalmente en 6 puntos de Sinaloa y en 12 de Durango.
En cada uno de sus refugios consideró el uso de telefonía satelital, tecnología y lujos.
Aún con esa información los intentos del Gobierno Federal por capturarlo fueron infructuosos.
“El Chapo” también frecuentó Culiacán, en Sinaloa, y Los Cabos, en Baja California Sur. En ambos sitios logró escapar de las acciones federales.
La frecuente movilidad de “El Chapo” derivó en bombardeos de rumores desde que acudía a Estados Unidos, Guatemala, Argentina, hasta Durango, Cancún y Nayarit.
Joaquín Archivaldo Guzmán nació en La Tuna, una localidad del Municipio de Badiraguato, Sinaloa, en 1957. Otro dato refiere que fue en 1954.
Diversos testimonios lo ubican como un hombre generoso que regala dinero a la gente o los apoya con obras en sus comunidades.
Los beneficiados vieron en “El Chapo” a un padrino, como Guzmán llamó a Miguel Ángel Félix Gallardo, de quien aprendió el negocio del tráfico de drogas, como la cocaína, heroína, marihuana y metanfetaminas.
También se hizo un experto en la construcción de túneles, para almacenar y pasar droga a Estados Unidos.
El Cártel de Sinaloa y el Cártel del Valle del Norte de Colombia lavaron al menos 881 millones de dólares en HSBC Bank USA entre 2006 y 2010, según documentos judiciales estadounidenses.
Por esas ganancias “El Chapo” estaba rodeado de gatilleros.