Banner

Después de un feroz tiroteo en las montañas de Guerrero la semana pasada, los residentes se reunieron en el pueblo de Cuatro Cruces para formar el llamado Consejo de Pueblos de la Parte Alta de la Sierra de Guerrero, para protegerse del cártel de ``La Familia''.

THE ASSOCIATED PRESS
AJUCHITLÁN, México.-Cientos de miembros de fuerzas de seguridad autodesignadas y sin autoridad legal se han reunido en el occidental estado mexicano de Michoacán para celebrar el primer aniversario de un movimiento que expulsó a un violento cártel de las drogas de muchos de sus bastiones.
Las llamadas fuerzas de ``autodefensa'' organizaron una misa el lunes para honrar a quienes murieron en la lucha para expulsar al cártel narcotraficante de los Caballeros Templarios y se comprometieron a no permitir de nuevo este tipo de abusos.
Su ejemplo fue copiado en el vecino estado de Guerrero, donde alrededor de 100 representantes de los pueblos de las montañas se reunieron el domingo para formar su propio movimiento de defensa propia. Muchos de los asistentes portaban fusiles de asalto.
Después de un feroz tiroteo en las montañas de Guerrero la semana pasada, los residentes se reunieron en el pueblo de Cuatro Cruces para formar el llamado Consejo de Pueblos de la Parte Alta de la Sierra de Guerrero, para protegerse del cártel de ``La Familia''.