Por Liliana Navarro
AGENCIA REFORMA
GUADALAJARA.- Reconocer las propiedades medicinales de la mariguana es el primer paso hacia su legalización.
Bajo esta premisa, ayer legisladores del Partido Revolucionario Democrático defendieron su postura ante la comunidad estudiantil del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) de la Universidad de Guadalajara.
Fernando Belaunzarán, diputado federal, indicó que para los políticos las encuestas tienen mucho peso y los prejuicios suelen dar votos, y eso ha ocasionado que la discusión sobre la legalización de la mariguana en México tenga un lento avance.
Sin embargo -advirtió al sostener una charla con los estudiantes-, es cuestión de muy poco tiempo para que la venta del estupefaciente con fines recreativos llegue a la frontera con Estados Unidos.
Reconoció que primero tendrá que darse una reforma a la Ley General de Salud, pero mientras tanto es urgente que se comience a generar una propuesta bien fundamentada.
Respecto al tema de los cárteles que ahora han mutado a los secuestros, extorsiones y asesinatos, el legislador señaló que si bien la legalización de la mariguana no será una solución mágica, si debilitará la estructura financiera del crimen organizado.
Por su parte, el diputado local que abandera la iniciativa, Enrique Velázquez, agregó que en el Estado no hay ninguna prohibición para que la Legislación se pueda dar en Jalisco, independientemente del trabajo de la Cámara alta.
El auditorio del centro universitario lució repleto, y durante la sesión de preguntas y respuestas los estudiantes hicieron fuertes críticas a la propuesta de ley, por considerar que se generará un nuevo negocio para la corrupción.
Además, señalaron que no se están tomando en cuenta otras implicaciones sociales, como la violencia que podría desencadenarse con las células criminales.
Incluso manifestaron que bien podría tratarse de una estrategia para ver quiénes se apoderan de la plaza.
Llamó la atención de un grupo de jóvenes que portaban sombreros que asemejaban macetas con plantas de mariguana. Dijeron ser miembros del Colectivo 4:20 Guadalajara, y expresaron estar a favor de la legalización y la libertad de elegir sobre el cuerpo.