Banner

Por Monserrat Bosque
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Este año, el precio de algunas frutas tropicales, como el plátano, la sandía, la papaya y la piña andan por las nubes.
Estos productos registraron alzas desde 33 hasta 220% por arriba del precio que registraban a mismas fechas del 2013.
Según información del Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM), dichas alzas responden a afectaciones a la producción derivadas del mal clima.
La lista de frutas caras la encabeza el limón con semilla, que registra alza de 205.2% por arriba de los registros que se tienen de fecha similar del 2013, en la Central de Abastos del DF, según datos del SNIIM.
“Traemos una baja de 24 mil toneladas de los meses de enero, febrero, marzo, y eso es lo que está presionando el precio, junto con la voracidad de los comercializadores, porque en realidad no debería estarse vendiendo a más de 37 pesos el kilo”, afirmó Sergio Ramírez, presidente del Sistema Producto Limón Mexicano.
Para las próximas dos semanas, indicó el SNIIM, no se esperan contribuciones de otras entidades, por lo que el abasto continuará limitado y los precios observarán otros ajustes a la alza.
Para el plátano, el incremento es de 59%, derivado, en parte, a que la oferta disminuyó por la natural baja de producción que se tiene en invierno en Chiapas y Tabasco, Entidad que además tuvo afectaciones por las inundaciones de diciembre.
Para los próximos 15 días, señala el SNIIM, no se espera una pronta recuperación del abasto, los precios se mantendrán en el elevado nivel actual, sin descartar ajustes a la alza.
En el caso del plátano macho, la historia es similar, pues su alza es de 41.67%, y su producción se vio afectada por frentes fríos en Chiapas, Veracruz y Oaxaca.
Aunque es una fruta escasa en esta temporada, el mango manila también tuvo un fuerte incremento, de 56.7%, con respecto a mismas fechas de 2013.
Otras frutas, como la papaya y la piña, registran un alza de 25%, respectivamente, y se estima que su precio se mantenga así en las próximas semanas.
Lo anterior derivado de que la oferta continuó disminuyendo debido a que las siembras de Nayarit fueron afectadas por las lluvias atípicas de las últimas semanas.