Por Claudia Guerrero
y Leslie Gómez
AGENCIA REFORMA
CD. DE MÉXICO.- Los abusos que se cometen durante el combate a la delincuencia organizada son inevitables, justificaron mandos de las fuerzas armadas.
Durante una audiencia pública, organizada por la Comisión de Justicia del Senado, el jefe de la Unidad Jurídica de la Secretaría de Marina, Alejandro Miguel Vázquez Hernández, deslizó un reproche frente a los legisladores, al asegurar que las tropas han sido asignadas a tareas de seguridad pública, que no les corresponden.
“Es evidente que en algunas ocasiones se han violentado derechos humanos, pero en algunas ocasiones también es inevitable debido a los enfrentamientos. Sólo se equivoca el que trabaja, en el caso concreto, sólo viola derechos humanos quien está combatiendo a los delincuentes”, soltó.
“Nos pidieron limpiar la casa y ahora nos reprochan que nos hayamos empolvado”.
En la reunión, mandos de la Marina y de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA) cuestionaron el contenido del dictamen que discuten las comisiones para reforma el Código de Justicia Militar.
El Procurador Militar, Jesús Gabriel López Benítez, pidió a los legisladores mantener las facultades plenas del Ministerio Público de las fuerzas armadas, bajo la promesa de que los infractores en materia de derechos humanos serán entregados por ellos mismos a los juzgados civiles.
Refirió que el Ejército ha declinado 404 averiguaciones previas que involucran a militares y civiles y que la PGR ha solicitado 271 órdenes de aprehensión, de las cuales ya se ejecutaron 174 en contra de jefes, oficiales y personal de tropa.