Un comando acribilló a Armando Silvestre Valenzuela Barraza y luego ‘levantó’ a Alfonso Alejandro Portillo Peña y posteriormente lo dejaron tirado cerca de Pueblo Mayo

Staff de Redacción

EL INFORMADOR DEL MAYO

NAVOJOA.- Armando Silvestre Valenzuela Barraza, de 34 años de edad, con domicilio en avenida Campeche y calle Guelatao de la colonia Deportiva, y Alfonso Alejandro Portillo Peña de 32 años, radicado por calle Cuauhtémoc entre avenidas México y Puebla de la colonia Benito Juárez, fueron ejecutados a balazos por varios sujetos que se dieron a la fuga, alrededor de las 20:30 horas del sábado.

Policías municipales y estatales investigadores que iniciaron las primeras averiguaciones, establecieron que ambos hombres se encontraban en casa del primero, cuando llegaron dos camionetas de las que bajaron un grupo de individuos portando armas largas y cortas y con lujo de violencia se introdujeron al domicilio diciéndoles que se tiraran al piso a las personas que allí se encontraban y accionaron las armas de fuego.

Armando Silvestre Valenzuela Barraza salió corriendo de la vivienda intentando protegerse del ataque armado, pero las balas lo alcanzaron y gravemente lesionado fue trasladado a bordo de su vehículo Dodge línea Ram color blanco modelo 2010 a la Clínica Hospital San José, quedando sin vida en la unidad en el exterior de dicho nosocomio.

Por su parte los sicarios “levantaron” a Alfonso Alejandro Portillo Peña, que también iba herido, y lo subieron a una de las pickups emprendiendo la huida.

Más tarde, a las 22:50 horas, por la carretera Federal 15 al Norte de la Ciudad, en el kilómetro 178+150, en las inmediaciones de Pueblo Mayo, fue localizado el cuerpo sin vida de Alfonso Alejandro Portillo Peña.

Los cuerpos de ambos hombres presentaron varios impactos de bala, en tanto que personal de servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia del Estado, recogieron del domicilio a donde llegaron los sicarios, varios casquillos percutidos para fusil AK 47 conocidos como “cuernos de chivo”, y calibre nueve milímetros.

Asimismo en un comunicado emitido por la PEI, detalla que familiares de Alfonso Alejandro Portillo Peña, aseguraron que éste tenía alrededor de tres meses de haber llegado a la ciudad, luego de haber estado preso en Estados Unidos por el delito de narcotráfico.

Un agente del Ministerio Público se encargó de levantar las actas de rigor, ordenando que los ahora occisos fueran trasladados a un Anfiteatro y quedaran a disposición de los médicos legistas, para la autopsia de ley.