Banner

A pesar de que se castiga con más años de cárcel el negocio ilícito continúa


Por Javier Camacho
TRIBUNA
De 15 a 20 robos de material de cobre son reportados diariamente a la Dirección Municipal de Seguridad Pública Municipal (DSPM) en todas sus delegaciones, comisarías y en la Ciudad, y pese a que la penalidad se agravó recientemente, siguen siendo los más afectados los planteles educativos y amas de casa.
En datos recabados en la dependencia policíaca mencionan que este delito se registra más en los fraccionamientos nuevos, debido a que carecen de vigilancia por parte de las compañías constructoras que aún no los entregan al Municipio, donde los delincuentes igual se llevan tuberías, como cableados.
La Cámara de Diputados modificó el Código Penal Federal para sancionar de 2 a 7 años de prisión este ilícito cuando se interrumpan servicios públicos básicos, por tanto los ladrones incurren en tal situación, aprovechando que sus moradores salen temprano a trabajar, pero también los ilícitos se han reportado que ocurren de madrugada, aun en áreas céntricas de la Ciudad.
Claudia Sandoval Pizá, de vinculación de la Secretaría Estatal de Seguridad Pública, manifiesta que en Cajeme no existe la cultura de la denuncia y son muy pocos los que acuden ante el Ministerio Público del Fuero Común (MPFC) cuando les roban la tubería o el cableado de cobre.
"Tiene que ser un robo cuantioso para que el afectado acuda al MPFC ya que de lo contrario solamente lo reportan a la Policía y en algunos casos ni eso hacen".
El problema del robo de cobre, llámese tuberías o cableado, también lo sufren en las escuelas, cuyos edificios, ante la falta de velador o vigilancia policíaca, son presa fácil de los amantes de lo ajeno
Sin dar a conocer cantidad, en la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) mencionan que es serio el robo de cobre en los planteles educativos cuyos directivos tiene la obligación de denunciar ante el MPFC este tipo de ilícitos, sobre todo para recibir apoyo de la SEC y de los propios padres de familia en la reparación de los daños.