Banner

Staff

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- La caída del líder del Cártel de Sinaloa debe dar paso a desmantelar las operaciones de esa y otras organizaciones criminales y no quedarse como un caso aislado, señaló el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

“Esperamos que esta detención no quede como un caso aislado, y que en cambio, dé paso a otras medidas y acciones para desmantelar las redes de protección, logística y apoyo que permiten operar a ésta y otras organizaciones criminales”, expuso en su mensaje semanal Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del organismo.

Debe llevar a identificar y detener a autoridades corruptas y a empresarios ligados a la delincuencia organizada en México y el extranjero, agregó.

“No podemos bajar la guardia. El fenómeno de la delincuencia y la inseguridad pública es, por mucho, el factor más vulnerable y problemático para la población y para el Estado mexicano; sin duda, el mayor reto en los tres niveles de Gobierno”, consideró.

Agregó que esperan la entrada en operación de los primeros cuerpos de la Gendarmería para que ayuden a restablecer la paz especialmente en zonas rurales donde la violencia es alta y la depuración de policías locales presenta retraso.

“La reforma que provee de autonomía a la PGR debe dar pie a una transformación profunda de la acción ministerial, a nivel federal y también estatal, a fin de que tengamos verdaderas fiscalías que investiguen, y no despachos donde se acumulan expedientes sin seguimiento y solución”, externó Gutiérrez Candiani.

Asimismo, comentó que se deben crear programas coordinados por los tres niveles de Gobierno y enfocarlos en las circunstancias particulares de los municipios con mayores problemas de inseguridad.

El líder empresarial señaló que los centros penitenciarios están frecuentemente bajo el control de mafias y no cumplen con su función de readaptar socialmente a los internos.

Consideró que la legitimación de las autodefensas debe ser una solución emergente y temporal.

“Las causas profundas de la crisis de inseguridad y violencia que vivimos en México no se han resuelto, en tanto no ataquemos a fondo la corrupción prevaleciente en las instituciones de Gobierno, sociedad y procuración de justicia”, concluyó Gutiérrez Candiani.