Elementos de seguridad de los tres niveles ‘blindaron’ la Clínica ISSSTESON, en donde atendían al comandante Gil Castelo, y el aeropuerto

Staff de Redacción

LA VOZ DEL PUERTO

GUAYMAS.- Impresionante despliegue policíaco se observó la mañana de ayer en esta ciudad, con el que brindaron protección al jefe de grupo de la Policía Estatal Investigadora (PEI) en Empalme, Abelardo Gil Castelo, quien sufrió un atentado en aquella ciudad, pero fue trasladado a la Clínica del ISSSTESON para que recibiera atención médica.

Con el operativo de seguridad se acordonó las instalaciones de la clínica, ubicada en bulevar Las Villas y calle Guadalupe, en el que participaron elementos de la Policía Municipal, Estatal Preventiva, Federal Preventiva y de la Secretaría de Marina-Armada de México.

Luego, igual, bajo un fuerte dispositivo de seguridad, el jefe policíaco fue llevado a la base aeronaval de la Secretaría de Marina, de donde en un helicóptero del Gobierno del Estado fue trasladado a un hospital de Hermosillo, donde sería intervenido quirúrgicamente.

Desde el Aeropuerto Internacional “José María Yánez” hasta la base aeronaval de la Secretaría de Marina fue acordonada la carretera que conduce a San José de Guaymas y suspendida la circulación vehicular.

Ante ello, se dispuso usar el camino de terracería que conduce del ITSON a San José de Guaymas, mientras centenares de vehículos quedaron varados sobre la cinta asfáltica desde ese lugar hasta el sector conocido como “La Ganadera”.

Esto fue por seguridad de los mismos automovilistas ante el fundado temor de que los sicarios pudieran intentar rematar al comandante Gil Castelo, expuso Francisco Javier Vidaurrázaga Soto, comisario general de Policía y Tránsito en el puerto.



Llegan refuerzos

Ayer al medio día arribaron al menos medio centenar de elementos de la PEI y la Policía Estatal de Seguridad Pública, quienes a bordo de veinte unidades reforzarán las tareas de investigaciones sobre el atentado, así como la seguridad tanto en Guaymas como en Empalme y los valles.