AGENCIA REFORMA

Kim Kardashian desestimó a través de twitter los rumores y críticas en torno a sus glúteos que surgieron esta semana.

Medios internacionales aseguraron en días recientes que la socialité se ha inyectado grasa del abdomen en el trasero, para darle más volumen.

Asimismo, la revista ‘In Touch’ publicó que Kim ha intentado duramente perder peso, sin obtener resultados. La publicación utilizó el encabezado ‘My trasero no deja de crecer’.

‘Veo todos estos tabloides diciendo que me inyecto los glúteos... ¡Consíganse una vida!’.

‘Burlarse de mi embarazo y de mi lucha por perder el peso ganado durante éste debería darles vergüenza’, escribió la prometida de Kanye West.

Kim dio a luz en octubre de 2013 y desde entonces se ha esforzado por recuperar su figura.

‘No soy perfecta, pero nunca entraré en sus estándares de delgadez, lo siento. Y por cierto, he perdido mucho peso hasta ahora y ello me enorgullece. No les creen un complejo a las jóvenes’, finalizó.