Banner

Una explosión por acumulación de gas en un negocio de comida rápida registrada la madrugada de este viernes en Hermosillo dejó como saldo cuatro locales comerciales destruidos y afectaciones en al menos 60 viviendas

EL UNIVERSAL

HERMOSILLO.- Una explosión por acumulación de gas en un negocio de comida rápida registrada la madrugada de este viernes en Hermosillo dejó como saldo cuatro locales comerciales destruidos y afectaciones en al menos 60 viviendas, informó el director de la Unidad Municipal de Protección Civil, Juan Francisco Matty Ortega.

No hubo personas lesionadas. El estallido, ocurrido a las 02:20 horas aproximadamente causó un fuerte susto en la colonia José López Portillo, donde se encuentra el edificio donde se presentó la contingencia.

Una familia de siete personas que habita una vivienda colindante con el negocio que registró la explosión, resultó ilesa, confirmó Matty Ortega.

Señaló que aparentemente el problema se originó por una acumulación de gas en el negocio de alimentos “El Vaquero”, ubicado en la confluencia de las calles Reyes y Baviácora.

El establecimiento contaba con un tanque de 120 litros de ese combustible. El gas, doméstico, presuntamente, se escapó por una válvula de una freidora que estaba mal cerrada.

La detonación provocó que ese negocio y tres ubicados en el mismo edificio quedaran destruidos, mientras que el portón de un local de fiestas situado enfrente fue arrancado del concreto.

“Los techos de tres locales comerciales, el puesto de comida rápida, un expendio de agua purificada y un café internet, se colapsaron; mientras que una papelería resultó seriamente dañada”, agregó.

Matty Ortega indicó que se habían reportado unas 40 viviendas con daños, casi todas referentes a cristales rotos producto de la explosión. Éstas se encuentran a un radio de 250 metros del lugar del siniestro.

El comandante de Bomberos, Rodolfo Barroso adelantó que las investigaciones podrían demorar una semana, mientras siguen con el censo de viviendas afectadas, cuya cifra estiman en más de 200.

Autoridades municipales instalarán un módulo en ese sector para atender las quejas de los afectados para que se les paguen los daños, por medio del seguro que ofrece el Ayuntamiento o del responsable de la explosión.