Banner

Por Pedro Sánchez Briones
AGENCIA REFORMA
CIUDAD JUÁREZ.- La activista fronteriza Imelda Marrufo, coordinadora de la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, recibió el premio “Anne Klein 2014” otorgado por la Fundación Heinrich Boll, en Berlín, Alemania.
El reconocimiento fue entregado el 7 de marzo, con motivo de las actividades del Día Internacional de la Mujer.
“Con este reconocimiento, la Fundación apoya y distingue anualmente a las mujeres que han destacado por su extraordinario compromiso por la consolidación de la democracia de género”, informó la Red Mesa de Mujeres.
Para honrar la memoria de Anne Klein, la Fundación Heinrich Boll otorga el premio que lleva su nombre.
Anne Klein fue una jurista combativa pionera en la lucha feminista y fue la primera senadora encargada de temas de mujeres en Berlín.
Marrufo, quien además es integrante de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México, es abogada feminista y defensora de derechos humanos.
Nacida en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde reside, coordina la Red Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez, conformada por 10 organizaciones.
Forma parte del movimiento de mujeres que desde hace 20 años ha denunciado la violencia contra las mujeres, el feminicidio y las desapariciones. También es integrante del Movimiento de Mujeres en Chihuahua.
Ha colaborado junto con sus compañeras en la defensa de casos de violación a derechos humanos en asuntos como: feminicidio, tentativa de feminicidio, desaparición forzada y tortura, entre otros.
Junto a feministas y defensoras, ha desarrollado proyectos de prevención de violencia contra las mujeres, promoción y defensa de derechos de las mujeres en colonias marginadas.
Además, en colaboración con organizaciones y feministas de Juárez, desde diferentes mecanismos, dan seguimiento al cumplimiento recomendaciones internacionales emitidas para Ciudad Juárez por organismos internacionales de Derechos Humanos y al Cumplimiento de la Sentencia de la Corte Interamericana de DDHH, emitida contra el Estado mexicano conocida como Campo Algodonero, donde fueron halladas ocho mujeres asesinadas en el 2001.
Fue una de las principales impulsoras del Centro de Justicia para las Mujeres de Ciudad Juárez y Consejera Estatal de los Centros de Justicia para las Mujeres en Chihuahua, así como consejera estatal de la Ley para el Derecho de las Mujeres a una vida libre de violencia en Chihuahua.
Ha coordinado el proyecto sobre Seguridad Ciudadana implementado en seis ciudades del Norte de México, proyecto apoyado con fondos de la Unión Europea.
Forma parte del Grupo Impulsor de la Red Nacional de Defensoras de Derechos Humanos en México. Ha participado, intercambiado experiencias e impartido conferencias y talleres sobre temas relativos al feminicidio y acceso a la Justicia en Colombia, Nicaragua, El Salvador, Estados Unidos, España y Alemania.
Estudió la maestría en Género y Políticas Públicas en FLACSO Argentina.
De igual manera, ha dado cursos en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez sobre derechos humanos con perspectiva de género. Además, ha impartido cursos a servidores públicos en diversas entidades del País.
Ha coordinado algunos diplomados desde el diseño de los mismos en temas de género, violencia contra las mujeres y políticas públicas.
Recientemente coordina el Diplomado de Seguridad Ciudadana en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.
En 2012 recibió el premio Clara Zetkin por el Movimiento Solidario Latinoamericano por los Derechos Humanos.
En 2012 fue reconocida por el Movimiento Estatal de Mujeres y feministas en Chihuahua, por su trabajo en la defensa de los derechos de las mujeres.