Todos los dispositivos electrónicos deberán cumplir con estándares de seguridad

Por Jessika Becerra

AGENCIA REFORMA

CD. DE MÉXICO.- Los pagos rápidos con tarjetas quedarán más protegidos gracias a nuevas normas emitidas por el Banco de México (Banxico).

Las compras mediante dispositivos que se conectan a celulares inteligentes (TPVs móviles), los pagos por internet y mediante las terminales instaladas en taxis (que en un futuro serán más usuales) deberán cumplir con estándares de seguridad.

Y es que tanto los emisores de tarjetas, como los proveedores de TPVs y de los sistemas de tecnología que permiten los pagos electrónicos, deberán operar con los procesos, herramientas, infraestructura tecnológica y controles para la vigilancia que establezcan el Banco de México y la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Estos controles incluyen la detección y prevención de eventos que se aparten de los parámetros de uso habitual de los tarjetahabientes, incluyendo fraudes.



El Banco de México publicó ayer en el Diario Oficial la regulación para TPVs móviles y “agregadores” tanto físico como virtuales, como parte de las muchas regulaciones secundarias de la reforma financiera.

En las “Disposiciones de carácter general aplicables a las redes de medios de disposición”, se reconocen nuevas figuras financieras como “los agregadores”, que son proveedores de TPVs -como Clip, iZettle y Pago Fácil- que se insertan en teléfonos inteligentes.

A la vez, los agregadores son empresas que registran los datos del tarjetahabiente en línea para enviarlos y procesarlos de forma inmediata con el banco.