El felino ya había atacado a dos personas, además de un caballo y un perro

EL UNIVERSAL
HERMOSILLO, Son.- Por segundo día consecutivo, en el municipio de Caborca un puma que presuntamente escapó de un rancho, atacó a personas. El felino murió por proyectiles de arma de fuego que le dispararon elementos de policía que acudieron al rescate de una mujer agredida por el animal.
La mañana de este miércoles, en las inmediaciones del basurero municipal, una mujer fue mordida por el puma. Otra persona que presenció la agresión dio aviso a la Policía Municipal.
A los pocos minutos arribaron dos agentes, quienes supuestamente se vieron amenazados y dispararon en contra del animal. La mujer fue llevada a un hospital de esa población donde recibió atención médica.
Un día anterior, el velador del lienzo charro, "La Arboleda", Ignacio Zavala Ruelas, de 53 años fue atacado por la fiera, quien le causó 16 heridas en uno de los brazos.
El herido narró que se encontraba en el área de caballerizas cuando escuchó que los equinos estaban muy inquietos. En uno de los rincones observó a la fiera, misma que se le abalanzó para morderlo y herirlo de varios zarpazos.
"Escuché ruidos en la caballeriza y cuando fui a ver por qué pataleaba uno de los caballos, vi al león (de la montaña) que medía como un metro de alto que se lanzó contra mí y me comenzó a morder y entonces yo intenté ponerme a salvo, si no fuera por la perra que cuando escuchó mis gritos corrió a espantarme al animal y se fueron peleando los dos hasta fuera de las caballerizas", relató el trabajador.
El médico veterinario, Oscar Oviedo, director del Centro de Salud Animal de esa comunidad del norte de Sonora y especialista en fauna silvestre, indicó que existen elementos para suponer que el felino, antes de los dos ataques, se encontraba en cautiverio.
Posiblemente en algún rancho de la localidad permanecía encerrado en una jaula, mencionó.
Indicó que un felino o fiera silvestre difícilmente ataca a las personas, pues optan por huir y refugiarse de nueva cuenta en su hábitat.
El funcionario municipal señaló que el sacrificio del animal fue la mejor decisión que pudieron haber tomado los policías, pues la gente ya se encontraba en peligro.
El felino ya había atacado a dos personas, además de un caballo y un perro, agregó.
Dijo que luego de los primeros análisis se estableció que el puma padecía infecciones en el hígado y riñones y que el cerebro será enviado a Hermosillo para que sea analizado.